El nuevo Opel Insignia GSi llegará a los concesionarios españoles a mediados de marzo

Opel Insignia GSi
OPEL
Publicado 23/02/2018 11:35:16CET

Puesto a punto en el circuito Nürburgring-Nordschleife, cuenta con la máxima calificación (5 Estrellas) de Euro NCAP

PROVENZA (FRANCIA), 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Opel Insignia GSi llegará a los concesionarios españoles a mediados del próximo mes de marzo, como el deportivo tope de gama de la marca alemana, que se oferta con un motor turbo de gasolina de 260 caballos de potencia y un propulsor diésel BiTurbo de 210 caballos.

Durante la presentación internacional del modelo en la región francesa de Provenza, la compañía ha destacado que las ventas del nuevo Insignia GSi supondrán un 2% del total de la familia Insignia, de la cual prevén comercializar unos 7.500 vehículos este año en el mercado nacional entre todas sus variantes, 500 unidades más en comparación al ejercicio precedente.

Además, para fortalecer su gama más potente, la compañía con sede en la ciudad alemana de Rüsselsheim ha anunciado que lanzará "próximamente" al mercado una nueva variante GSi para el Corsa, que se fabrica en Figueruelas (Zaragoza).

Por su parte, este modelo deportivo de Opel, cuya primera aparición fue en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt y que admite pedidos desde diciembre de 2017, está disponible en las variantes Grand Sport (berlina de cinco puertas) y Sports Tourer (familiar), de 4,91 y 4,99 metros de largo, respectivamente.

También es, como mínimo, 160 kilogramos más ligero que el Insignia OPC de la generación anterior y está diez milímetros más pegado a la carretera que la versión normal. Asimismo, llega con grandes tomas de aire cromadas en la parte delantera y un spoiler en la zaga para la carga aerodinámica en el eje trasero.

En el interior, la marca del Grupo PSA ha introducido en este modelo asientos deportivos 'performance' (con certificación de la Asociación de Espaldas Saludables)de altas prestaciones, con ventilación, calefacción, función de masaje y apoyos laterales regulables. Los clientes podrán elegir entre las combinaciones de cuero negro o brandy.

MOTORES.

Debajo del capó, la variante tope de gama del deportivo de Opel monta un propulsor turbo de gasolina 2.0 litros que desarrolla 260 caballos de potencia, que permite al coche acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 7,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora.

Por otro lado, el nuevo Insignia GSi, que se fabrica en la planta alemana de Opel en Rüsselsheim, también se ofrece con un motor BiTurbo diésel de 210 caballos. Con esta mecánica, el consumo de combustible se sitúa en 8,9 litros por cada cien kilómetros recorridos.

La apuesta más potente del fabricante alemán equipa de serie el chasis FlexRide mecatrónico y una caja automática de ocho velocidades. El conductor podrá elegir entre los modos de conducción Standard, Tour y Sport.

El Insignia GSi ha sido testado por Opel en el circuito Nürburgring-Nordschleife, mientras que los neumáticos Michelin Pilot Sport 4S, montados de serie en las versiones con llantas de 20 pulgadas, han sido desarrollados en las pistas de pruebas de la compañía gala en Fontagne, al sur de Francia.

En cuanto a seguridad y tecnología, equipa cámara frontal de serie con alerta de colisión con detección de peatones y frenada automática de emergencia, asistente de mantenimiento de carril con corrección automática de la dirección e indicador de distancia de Seguridad, así como control de velocidad de crucero adaptativo, pantalla de proyección Head-Up Display, cámara de 360 grados, servicios de conectividad personal y asistencia OnStar y el sistema de infoentretenimiento Navi 900 IntelliLink, compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Para el mercado español, los precios del Insignia GSi Grand Sport comienzan a partir de 45.500 euros, y los de la variante Sports Tourer, a partir de 46.700 euros (impuestos incluidos).