Peugeot Citroën Automóviles España (PSA) ganó 48,5 millones en España en 2017, un 47% menos

Producción de vehículos/fábrica de automóviles/Berlingo/planta de coches
GRUPO PSA
Publicado 20/07/2018 11:06:52CET

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Peugeot Citroën Automóviles España, filial del Grupo PSA, cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto en España de 48,5 millones de euros, lo que supone una disminución del 47,1% en comparación con el año precedente.

En un documento remitido al Registro Mercantil, la compañía explicó que, en un entorno "adverso", logró unos "buenos resultados", como consecuencia de la mejora de la eficiencia operativa de la compañía y de la concentración de equipos competitivos en la ejecución del plan estratégico 'Push to Pass' del consorcio.

Al cierre del ejercicio pasado, la filial en España de PSA facturó 5.046 millones de euros, lo que se traduce en una disminución del 2,1% en comparación con los 5.153 millones de euros que ingresó al cierre de 2016, según el texto facilitado a Europa Press por Infoempresa.com servicio de Telecoming.

Asimismo, Peugeot Citroën Automóviles España finalizó el año pasado con un beneficio antes de impuestos de 81,4 millones de euros, un 55,2% menos respecto a los 181,7 millones de euros que ganó durante 2016. De su lado, el resultado de explotación fue de 119,1 millones de euros, un 69,8% de crecimiento en comparación con los 63,4 millones de euros del año previo.

IMPACTOS.

La firma explicó estos resultados anuales se vieron afectados de forma negativa, en parte, por la bajada de 60,3 millones de euros en los ingresos financieros por la no distribución de dividendo de la filial en Argentina.

Además, también afectó el aumento de la variación de la provisión para la depreciación de los títulos de Peugeot Citroën Argentina, como consecuencia del efecto combinado de los resultados obtenidos por la filial, la depreciación del peso frente al euro y la distribución de dividendos, por un importe negativo de 20,2 millones de euros.

Igualmente, la firma señaló que sus cuentas se vieron afectadas por la inexistencia de la anulación, por importe de 81,5 millones de euros, del efecto de los intereses de demora de los litigios con la Administración del impuesto de sociedades de 2001 y 2005.

La compañía abonó el año pasado 32,9 millones de euros en concepto de impuesto de sociedades, al tiempo que realizó inversiones industriales por importe de 156,8 millones de euros al término del ejercicio 2017.

En el conjunto del año pasado, Peugeot Citroën Automóviles España facturó un total de 493.692 vehículos, lo que representa una disminución del 2,1% respecto a 2016. De este total, 336.386 unidades fueron de la marca Citroën, un 7% menos, y 157.306 unidades de Peugeot, un 10,3% más.

La producción de las factorías españolas de la compañía alcanzó un volumen de 434.691 unidades, un 2,5% de crecimiento si se compara con las 423.973 unidades ensambladas en los centros nacionales en el conjunto del ejercicio precedente.