PSA Vigo afirma que los ajustes salariales afianzarán el futuro de la planta

Yann Martin
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2014 22:28:05 CET

VIGO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la planta viguesa de PSA Peugeot Citroën, Yann Martin, ha valorado el acuerdo alcanzado con el comité de empresa (únicamente refrendado por el sindicato mayoritario, SIT) para llevar a cabo ajustes salariales, como una forma de "afianzar" los dos sistemas de producción y "mantener un potencial por encima de los 500.000 vehículos al año".

"Ésa es la perspectiva con la que debe interpretarse el acuerdo", ha señalado Martin en un comunicado emitido por la factoría. Asimismo, el director de la fábrica de Balaídos ha recalcado que el proyecto k9 (el nuevo modelo de furgonetas por el que puja Vigo) "representa el futuro de la planta".

A ese respecto, Yann Martin ha confirmado que este semana se ha enviado a la dirección del grupo la nueva propuesta de industrialización, que incluye un recorte del cinco por ciento en los salarios (compensado con un complemento individual para la plantilla ya existente), limitación en la actualización de sueldos, supresión y reducción de algunos complementos, cambios en las categorías profesionales y otros ajustes.

El director de la planta ha subrayado que este plan "cumple los objetivos económicos planteados" y ha mostrado su "plena confianza" en la atribución del proyecto k9 a la factoría viguesa. "Este nuevo proyecto hará posible un ambicioso plan industrial que transformará profundamente la planta de Vigo y la situará en posición de recibir nuevos modelos en el futuro", ha indicado.

ESFUERZO

Finalmente, Martin ha proclamado que "hoy, más que nunca, es necesario el esfuerzo" que se está realizando y ha agradecido la "comprensión" de la plantilla, a la que ha trasladado su convencimiento de que dicho esfuerzo será "ampliamente recompensado".

Las medidas de ajuste salarial fueron negociadas durante dos semanas y, pese a las modificaciones en los planteamientos de la empresa, los sindicatos UGT, CC.OO., CIG y CUT decidieron, en sus respectivas asambleas, rechazar los planteamientos de la empresa. Sin embargo, el acuerdo fue firmado por el SIT, sindicato mayoritario con un 63 por ciento de representación en el comité (20 de los 33 delegados).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies