Quitar la tasa de matriculación y vincular la de circulación a emisiones lograría igual recaudación

Atasco, tráfico
EUROPA PRESS
Publicado 23/05/2017 12:50:37CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La supresión del impuesto de matriculación y la puesta en marcha de una tasa de circulación vinculada a parámetros medioambientales permitiría al Estado obtener la misma recaudación fiscal, pero ayudaría a renovar el parque español con vehículos más seguros y menos contaminantes, según se recoge en una propuesta hecha por el sector del automóvil al Gobierno.

Según el documento, al que tuvo acceso Europa Press, el establecimiento de un nuevo impuesto de circulación, gestionado en la actualidad por los ayuntamientos, que gravara a los automóviles en función de su nivel de eficiencia (según las normativas Euro y el tipo de sistema de propulsión que utilice) compensaría lo que dejarían de percibir las arcas públicas por la supresión de la tasa de matriculación (impuesto transferido a las comunidades autónomas).

Este proyecto permite calibrar el impuesto de circulación en función de las emisiones contaminantes, en lugar de como se hace ahora sólo en función del combustible y los caballos fiscales, lo que generaría un efecto positivo directo sobre las políticas de movilidad eficiente que están llevando a cabo muchos consistorios nacionales.

Además, esta proposición serviría para gravar un elevado volumen de vehículos y supondría una herramienta eficaz a la hora de ajustarse a los objetivos de ingresos del Gobierno, puesto que se podría ir adaptando en función de las necesidades del erario público.

De esta forma, las estimaciones de la automoción española contemplan que el incremento del impuesto por vehículo en el caso de mayor penalización no sería muy elevado y se convertiría en una medida social, puesto que la subida no sería muy alta para los coches de baja potencia, aunque se encuentren en los tramos de mayor penalización.

PROPUESTA.

Desde el sector proponen eliminar el impuesto de matriculación y crear una tasa de circulación dividida en tipos diferentes, en función del tipo de normativa Euro que cumpla el vehículo y de si incorpora algún tipo de sistema de propulsión alternativo y también discrimina por caballos fiscales.

Así, los modelos sin emisiones directas (como los eléctricos) podrían tener una bonificación del 100% en este tributo, mientras que los modelos más antiguos, de más de 15 años, serían los que registrarían mayores penalizaciones, que podrían llegar hasta el 40%.

La propuesta presentada ante el Gobierno también discrimina en cada uno de los tramos en función de la potencia fiscal que declara cada vehículo, de forma que a un mayor número de caballos mayor será la tasa a abonar.

Según los cálculos realizados, la recaudación por impuesto de circulación en 2016 se situó en unos 2.650 millones de euros, mientras que por la tasa de matriculación fue de 340 millones de euros, sumando 2.990 millones de euros. Esta misma cifra se obtendría con la implementación del nuevo impuesto de circulación vinculado a las características medioambientales y sin contar con el tributo de matriculación, una figura que no está presente en otros países europeos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies