Reino Unido está más cerca del Brexit, pese al desafío independentista de Escocia

 

Reino Unido está más cerca del Brexit, pese al desafío independentista de Escocia

Contador
Publicado 14/03/2017 14:51:46CET

MADRID, 14 Mar. (OTR/PRESS) -

Reino Unido ha dado ya luz verde el lunes al proyecto de ley que aprueba el 'Brexit'. El Gobierno que preside Theresa May ha anunciado que invocarán el artículo 50 que permite la desconexión con Europa antes del 31 de marzo, pese al desafío independentista que plantea Escocia y que ya ha anunciado un segundo referéndum que les permita seguir en la Unión Europea.

La Cámara de los Lores británica ha aprobado definitivamente la Ley de Retirada de la UE impulsada por el Gobierno para regular el 'Brexit'. Los lores han dado el 'si' al texto remitido el mismo lunes por la Cámara de los Comunes, sin introducir más cambios, por lo que solo resta ya que el proyecto se convierta en ley el martes, cuando reciba el consentimiento real.

La ley ha sido aprobada en la Cámara de los Lores sin enmienda alguna por 274 votos a favor y 118 en contra, por lo que ya no es necesario repetir el proceso de remitir el texto a la Cámara de los Comunes. El texto explicita que el Poder Legislativo no tendrá capacidad de veto sobre las condiciones que negocie el Ejecutivo para el 'Brexit'.

La Cámara de los Comunes ha respaldado al Gobierno rechazando una enmienda en defensa de los derechos de los europeos extranjeros residentes en Reino Unido por 274 a 135 votos.

Momentos después de la aprobación de la norma, el ministro del 'Brexit', David Davis, ha expresado su satisfacción por la tramitación de la ley y ha subrayado que ahora May tiene capacidad para activar la salida del país de la UE.

"Hoy el Parlamento ha respaldado al Gobierno en su determinación de cumplir y salir de la UE (...). Ahora estamos al borde de la negociación más importante para nuestro país de la última generación", ha afirmado.

"Así que vamos a activar el Artículo 50 a finales de mes como estaba previsto y vamos a lograr un resultado que sirva a los intereses del Reino Unido en su conjunto", ha añadido.

Theresa May, que deberá lidiar ahora con la Unión Europea para activar el Brexit y concretar los términos de la desconexión, también tiene que enfrentarse al anuncio de Escocia de convocar un nuevo referéndum independentista.

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunciada el lunes que solicitaría al Parlamento de Edimburgo el poder para convocar un nuevo plebiscito de independencia de Reino Unido.

En un discurso sobre los efectos del 'Brexit' en su región, Sturgeon ha reclamado que Escocia pueda ejercer su derecho a decidir su propio futuro. Sturgeon ha recordado que cuando los escoceses votaron sobre la independencia en 2014 lo hicieron pensando que continuar en Reino Unido era seguir en la Unión Europea.

Sturgeon ha afirmado que entiende que algunos quieran que descarte por completo un referéndum de independencia pero ha dejado claro que si lo hiciera, ya estaría decidiendo que Escocia seguiría a Reino Unido en el caso de un hipotético 'Brexit' "duro", independientemente de sus consecuencias.

En este sentido, ha recalcado que lo importante es que el pueblo escocés pueda decidir su futuro. "Se trata, sobre todo, de una decisión informada", ha añadido. Sturgeon ha subrayado que cuando los escoceses votaron en el primer referéndum de independencia, en 2014, no sabían que Reino Unido abandonaría la Unión Europea.

Por ello, ha considerado que los escoceses deben ahora pronunciarse sobre el cambio que va a sufrir la región como consecuencia del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, según informa la BBC.

Por su parte, Theresa May ha considerado "totalmente lamentable" la petición de un segundo referéndum independentista y ha subrayado que "la política no es un juego".

Horas después de que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, anunciase que pedirá la autorización para una nueva consulta, May ha criticado en una declaración la "visión estrecha" del Partido Nacional Escocés (SNP).

La propuesta, en opinión de May, genera "incertidumbre" y "división". Asimismo, ha argumentado que "la mayoría del pueblo escocés no quiere un segundo referéndum" similar al que ya salió derrotado en 2014, cuando un 55 por ciento de la ciudadanía dijo 'no' a la independencia.

"La política no es un juego", ha advertido la primera ministra británica, que ha instado al Gobierno escocés a "centrarse" en temas importantes para la población como la correcta gestión de la administración y los servicios públicos.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies