Los sistemas potenciados por IA aún deben ganarse la confianza de los conductores, según Nuance

Recurso de Inteligencia Artifical en el coche
NUANCE
Publicado 17/04/2018 14:58:47CET

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los conductores son partidarios de la integración de sistemas potenciados por Inteligencia Artificial (IA) en los vehículos que les proporcionen soporte en la planificación de rutas, informes meteorológicos o prioridades de estacionamiento, pero aún necesitan ganar confianza respecto a cuestiones relacionadas con la privacidad.

El proveedor de soluciones de lenguaje de voz Nuance Communications explica que ocho de cada diez usuarios aseguran que prefieren la navegación inteligente del asistente de automoción, que tome decisiones basadas en la comprensión y en el conocimiento.

En este sentido, la compañía asegura que un asistente inteligente hará que sea más fácil encontrar una ubicación sin necesidad de tener la dirección completa, como sucede actualmente con los sistemas de navegación GPS.

"Los asistentes de automoción inteligentes nos ayudarán a tomar mejores decisiones y de forma más rápida, mejorando nuestra productividad, comodidad y seguridad. Las funciones avanzadas de IA como la contextualización, la personalización o la interoperabilidad con otros asistentes tanto dentro como fuera del vehículo, generan una experiencia de usuario totalmente personalizada", apunta la senior director Marketing Automotive en Nuance, Fátima Vital.

Vital añade que los coches terminarán adaptándose a sus conductores, aprendiendo de ellos y anticipándose a sus necesidades. Además, la compañía detalla que los futuros asistentes cognitivos para coches conectados tendrán que cumplir una serie de requisitos imprescindibles, como estar fácilmente disponibles, contar con una arquitectura cloud híbrida y robusta, tener en cuenta la privacidad de los datos y no tener limitaciones respecto a la conectividad.

También deberán ser inteligentes y aprovechar el 'machine learning' y el razonamiento contextual para permitir resultados más personalizados, así como interactuar tanto con conductores como pasajeros utilizando las últimas tecnologías en reconocimiento de voz y biometría que permita distinguir entre diferentes usuarios.

Por último, el asistente necesita, según Nuance, ofrecer al usuario acceso y control a asistentes de terceros y chatbots, tanto dentro como fuera del coche, a través del uso de las últimas funcionalidades de arbitraje cognitivo.