Skoda dispara un 34% su beneficio en 2017 y lanzará 19 nuevos modelos en dos años

Nuevo Skoda Kodiaq L&K
SKODA - Archivo
Publicado 21/03/2018 11:35:31CET

MLADÁ BOLESLAV (REPÚBLICA CHECA), 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística checa Skoda contabilizó un beneficio neto de 1.274 millones de euros al cierre del ejercicio pasado, lo que supone un aumento del 34% respecto a los 951 millones de euros que ganó en 2016, según datos publicados por la empresa, que lanzará 19 nuevos modelos al mercado en dos años.

La compañía, que indicó que 2017 fue el ejercicio financiero de mayor éxito de su historia, apuntó que esta mejoría de sus resultados anuales se explica por la elevada demanda de su gama de productos, que motivó un significativo incremento de sus ventas mundiales.

El consejero delegado de la marca, Bernhard Maier, aseguró que en su empresa están "motivados" para continuar con esta senda positiva, al tiempo que señaló que la compañía está inmersa en la puesta en marcha de su plan estratégico 'Strategy 2025'.

Skoda cerró el pasado ejercicio con una cifra de negocio de 16.559 millones de euros, un 20,8% más si se compara con los 13.705 millones de euros ingresados en 2016, mientras que sus ventas mundiales alcanzaron 1,2 millones de unidades, un récord y un aumento del 6,6%.

La firma automovilística, propiedad del grupo Volkswagen, contabilizó un beneficio operativo anual de 1.611 millones de euros, un 34,6% más, al tiempo que su beneficio antes de impuesto subió un 33,9%, hasta 1.570 millones de euros.

OFENSIVA DE MODELOS.

Por otro lado, la compañía checa confirmó que está inmersa en una fuerte ofensiva de producto, a través de la que prevé lanzar al mercado 19 nuevos modelos al mercado para 2020, entre los que se incluirá en 2019 una versión de producción del Vision X, que se desveló en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra.

La compañía recordó que el año pasado realizó inversiones totales por un importe de 733 millones de euros, lo que se traduce en una subida del 3,9% en comparación con los 548 millones de euros destinados a esta partida durante 2016.

Como parte de estas inversiones y de la estrategia de electrificación de la compañía, Skoda iniciará en 2019 la fabricación del primer vehículo 100% eléctrico de la firma, el Citigo BEV, mientras que ese mismo año también se empezará a ensamblar el Superb híbrido enchufable, el primer modelo de estas características de la firma.

Igualmente, la compañía fabricará componentes eléctricos para otras marcas del grupo desde 2019 en su factoría de Mladá Boleslav, mientras que el eléctrico Vision E se lanzará en 2020 y la firma prevé contar con una oferta de modelos electrificados de diez vehículos para 2025.