UGT considera "inaceptables" las declaraciones de Ribera sobre el diésel

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica
CONGRESO
Publicado 12/07/2018 14:20:20CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión de Trabajadores (UGT Fica) no comparte las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, respecto al diésel y le parecen, cuando menos, "inaceptables" y "arriesgadas", pues lo único que consiguen es crear "incertidumbre" y "alarmismo" en el sector automovilístico.

UGT Fica denuncia en un comunicado que Ribera no se ha tomado la molestia de escuchar previamente a los agentes sociales del sector de la automoción para sondear la realidad de España.

Teresa Ribera, manifestó en el Congreso que "el diésel tiene los días contados" y que su "impacto" en la calidad del aire "es lo suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida".

En este sentido, no entiende que el Gobierno se esté planteando una medida que penaliza a los vehículos diésel y que tendrá "serias" repercusiones para el sector.

"Desde UGT Fica hemos venido reclamando una reunión urgente con la ministra de Industria, Comercio y Turismo para trasladarle nuestra preocupación al respecto, así como nuestra visión sobre las fórmulas para afrontar los retos de futuro del sector, tanto en lo que se refiere al debate europeo sobre las emisiones, como a las medidas que se deben adoptar en España para garantizar la competitividad de la industria automovilística", reclama la organización sindical.

Además, la federación considera que la transición hacia nuevas alternativas de combustión se debe hacer una forma "progresiva" y "coherente", y en la que se tenga en cuenta, aparte de las cuestiones medioambientales, la estabilidad en el empleo y el impacto sobre la industria española.

UGT Fica también subraya que los retos a los que se enfrenta la industria de la automoción requieren una intervención "decidida" en materia de política industrial, consensuada por todos los actores del sector para abordar el futuro con garantías.

"Rechazamos este tipo de 'política de titulares' y reiteramos la urgencia de la reunión solicitada a la ministra para que conozca de primera mano la realidad de una industria que supone el 10% del PIB de nuestro país y emplea a 200.000 trabajadores y trabajadoras directa e indirectamente", añade.

En este contexto, la federación "no admitirá" medidas unilaterales en perjuicio de los intereses de los trabajadores del sector "referente para la industria de España", pese al "tradicional olvido de las administraciones".