Volkswagen asumirá los impuestos extras que deban pagar sus clientes

Logotipo de Volkswagen
VOLKSWAGEN
Actualizado 06/11/2015 21:57:59 CET

HAMBURGO/ BRUSELAS, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los multimillonarios costes que deberá afrontar el fabricante alemán de automóviles Volkswagen se verán incrementados después de que la compañía germana se haya ofrecido a asumir los costes fiscales extras en los que incurrieran los clientes afectados por el escándalo de las emisiones de CO2, que implica a unos 800.000 vehículos en Europa.

En una carta remitida este viernes a los ministros de Finanzas de la UE a la que tuvo acceso Reuters, el consejero delegado del fabricante automotriz, Matthias Mueller, solicitaba a los países que apliquen a Volkswagen en vez de a los propietarios de los automóviles los cargos extra en los que incurrieran en aquellos lugares donde existan impuestos vinculados al uso del combustible o las emisiones de CO2.

Esta misiva llega antes de que los ministros de Industria de la Unión Europea se reúnan en Bruselas el próximo lunes, donde podrán abordar el escándalo de la multinacional alemana.

Por otro lado, el comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, y la comisaria de Mercado Interior e Industria, Elzbieta Bienkowska, han pedido formalmente a los Veintiocho en otra carta que investiguen antes de que acabe el mes las causas e incidencia en su mercado de las últimas "irregularidades" en el caso de manipulación de emisiones contaminantes.

Algunos analistas calculan que la alemana podría enfrentarse a una factura de hasta 35.000 millones de euros por las multas, demandas y reparaciones de los vehículos afectados en lo que supone la mayor crisis en los 78 años de historia de la multinacional.

Con el objetivo de contribuir a afrontar parte de los costes, Volkswagen anunció un plan de recorte del gasto por importe de 1.000 millones de euros, aunque el influyente comité de empresa de la compañía denunció que el anuncio de recorte vulneraba las estrictas normas alemanas sobre negociación con los trabajadores, solicitando mantener conversaciones con carácter inmediato con la directiva.

"La dirección está anunciando medidas de ahorro unilateralmente y sin ningún fundamento", apunta el jefe del comité de empresa, Bernd Osterloh, en una declaración a través del correo electrónico.

Por otra parte, Volkswagen confirmaba la tercera salida de un alto ejecutivo de la empresa, después de la marcha de su anterior consejero delegado y del directivo designado para gestionar el negocio de la compañía en EEUU.

Volkswagen confirmó que el premiado jefe de diseño Walter Maria de Silva, responsable del Golf G7 y el Audi A5 entre otros modelos del grupo, se jubilará a finales de noviembre. La multinacional no informó del nombramiento de su sucesor en el puesto.

A este respecto, previamente, el diario económico alemán 'Handelsblatt', había informado, citando fuentes de la compañía, que Volkswagen planeaba acometer un recorte de costes en el departamento liderado por De Silva, cuyos gastos ascienden a unos 100 millones de euros anuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies