MAN recortará 1.800 empleos hasta 2017 para mejorar costes y eficiencia

Camión de MAN
MAN
Publicado 24/06/2015 18:36:59CET

MUNICH (ALEMANIA), 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fabricante alemán de vehículos industriales y autobuses MAN, del grupo Volkswagen, ha puesto en marcha un programa de reorganización de su negocio, orientado a reducir costes y mejorar la eficiencia, que contempla el recorte de 1.800 empleos hasta 2017.

Según informó la empresa, esta iniciativa buscará la racionalización de las áreas administrativas y realinear las operaciones industriales. No obstante, la compañía aseguró que la reducción de plantilla no contemplará en ningún caso despidos ni el cierre de ninguna planta.

Así, MAN prevé que este recorte de su fuerza de trabajo de 1.800 empleos se divida en 1.400 trabajadores de posiciones de gestión y de 400 empleados de áreas de producción. La firma destacó que el adelgazamiento de su plantilla se llevará a cabo principalmente a través de bajas voluntarias, prejubilaciones y al no sustituir los puestos que queden libres.

Según las previsiones de la empresa alemana, esta medida tendrá un coste extraordinario único "en el rango bajo de tres dígitos", que se asumirá en los resultados económicos de la empresa correspondientes al ejercicio 2015.

MAN explicó que esta estrategia está orientada a lograr que la compañía pueda avanzar hacia el futuro de una forma más robusta, flexible y eficiente y señaló que, por ello, también se reorganizará la red de producción de la compañía.

Así, la firma prevé asignar responsabilidades clave en los próximos años a sus centros de Munich, Steyr (Austria), Cracovia y Salzgitter (Alemania), lo que servirá para que cada instalación tenga áreas de responsabilidad claras y para evitar duplicar el trabajo.

Así, los centros de Cracovia y Munich se concentrarán en la fabricación de camiones pesados, mientras que las operaciones de cabinas y pintura se transferirán de forma gradual a la factoría muniquesa. Además, las actividades piezas de repuesto y logística pasarán de Munich a Salzgitter.

La fabricación de chasis de autobuses y autocares se relocalizará en Ankara, mientras que la fábrica de Steyr se mantendrá como productor de vehículos industriales de tamaño medio y ligero, así como de equipos de cabinas y en ella se creará un nuevo taller de pintado de plásticos.

El consejero delegado de la compañía germana, Joachim Drees, apuntó que la empresa debe estar mejor posicionada en un ambiente competitivo. "Trabajaremos de forma más eficiente y haremos más flexibles a nuestras plantas", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies