Los 50.000 asistentes a la manifestación acaban la protesta proclamando que "Delphi no se cierra"

 

Los 50.000 asistentes a la manifestación acaban la protesta proclamando que "Delphi no se cierra"

Actualizado 01/03/2007 16:01:21 CET

CÁDIZ, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los 50.000 asistentes, según datos de la Policía Local, a la manifestación que recorrió hoy la avenida principal de la capital gaditana en apoyo a los trabajadores de la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz) acabaron con gritos de "Delphi no se cierra" y "manos arriba esto es un atraco", ya que calificaron el anuncio de cierre como "terrorismo industrial".

Dos horas después de comenzara la marcha al principio de la avenida principal gaditana, la cabeza de la manifestación llegó a la sede de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, donde el presidente del comité de empresa de Delphi, Antonio Pina, subió al balcón del edificio para dar lectura un manifiesto en nombre de los trabajadores de la planta portorrealeña.

Allí, Pina dio las gracias "de todo corazón" a los asistentes a la marcha y manifestó que "en estos momentos de absoluta desolación, en las que una decisión de una multinacional despreciable hace que se tambaleen nuestros hogares, vuestro apoyo (por los asistentes) hace que sigamos respirando".

El presidente del comité de empresa agradeció la colaboración de los ayuntamientos afectados, de la Junta, la Diputación Provincial y la Mancomunidad de Municipios de la Bahía, además de la de los sindicatos en general y de las organizaciones sindicales y comités de Navantia, Altadis, Airbus o la Base de Rota, así como a los representantes de otras plantas de Delphi en España, como la de Zaragoza, Pamplona o Barcelona.

Igualmente, Pina agradeció la muestras de apoyo surgidas de modo "espontáneo", como las que se pudieron ver al paso de la manifestación, donde alumnos de los diferentes colegios, profesionales del Hospital Puerta del Mar, obreros y comerciantes se agolpaban en las aceras de la avenida para aplaudir a los trabajadores de la empresa Delphi a su paso.

El representante de los trabajadores, añadió desde el balcón de la Subdelegación que Delphi "lleva tiempo provocando a los trabajadores, primero con continuos rumores para romper la unidad, después con el anuncio de la pérdida de la parte de rodamientos y ahora con el anuncio de cierre". Por ello, calificó la actitud de la empresa de "terrorismo industrial".

En este sentido, aseguró que "sus provocaciones no han servido porque los trabajadores hemos seguido haciendo lo que sabemos hacer, trabajar y no vamos a dar la excusa que buscan porque los trabajadores no vamos a cerrar la fábrica sino que es Delphi quien la quiere cerrar y dejar herida a 4.000 familias".

Pina, advirtió que "el camino será largo" y recordó que "no es un problema de un puñado de trabajadores, es un problema de un país, de la Junta y del Gobierno". Así, manifestó que "tenemos que seguir unido en un sólo grito que es que Delphi no se cierra".

El presidente del comité de empresa informó también de que esta mañana ha recibido una llamada del viceconsejero de Empleo, Agustín Barberá, en la que le ha trasladado que la mesa negociadora prevista con la empresa para el lunes se ha suspendido puesto que su celebración pasaba por presentar "algo que justifique el cierre y un plan de acompañamiento social", condición que Delphi no ha cumplido. A su juicio, la multinacional norteamericana "ha entrado, campado a sus anchas, robado y ahora se marchan sin respetar la legislación vigente", confiando en que los políticos "tengan la capacidad de solucionar el conflicto".

Por su parte, el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, al término de la manifestación declaró a los periodistas que "la posición de la Junta está fuera de toda duda", ya que "creemos que se puede mantener la actividad industrial y el empleo y no contemplamos otra cosa distinta a esa".

Hasta llegar a la Subdelegación del Gobierno, las consignas más oídas y los lemas más vistos durante la manifestación fueron 'Delphi traidora', '15 millones de pérdidas: mentira', 'Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra', 'Cádiz, tacita de parados', 'Esto es Cádiz, queremos trabajar', 'Trabajo sí, cierre no', 'A por ellos' o 'Delphi no se cierra, nos tienen que matar'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies