CGT se felicita por la elección de Figueruelas, pero critica "el precio que se ha pagado"

Actualizado 15/02/2006 19:48:57 CET

ZARAGOZA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CGT en el comité de empresa de General Motors España, Alfonso Tierra, califica de "agridulce" la decisión de que Figueruelas haya sido la planta elegida para fabricar la nueva generación del Opel Meriva. Por un lado, mostró satisfacción ante la continuidad de una de las dos líneas de la factoría, pero por otra parte criticó "el precio que han tenido que pagar los trabajadores".

Tierra recordó el plan sociolaboral que aprobó por mayoría el pleno del comité de empresa y que contó con el rechazo de los delegados de CGT. "La plantilla trabaja duro, trabaja bien y realiza muchos esfuerzos", destacó; por ello consideró que en la pugna por ganar competitividad "los trabajadores no pueden pagar el pato".

La adjudicación del nuevo modelo del Opel Meriva, que comenzará a fabricarse en Figueruelas en el año 2009, garantiza el futuro de la planta a corto plazo, continuó Tierra, ya que "vendrán otros procesos de selección", advirtió.

Además, consideró que con el reto que se ha fijado la dirección de GM de reducir el tiempo de producción de un coche se necesitará a menos personas. Y es que el objetivo está en reducir a 16 horas el tiempo que se tarda en fabricar un modelo. Actualmente, se requieren 21 horas por unidad.

Para Alfonso Tierra, la adjudicación del Meriva es "un parche que beneficia a un número importante de personas pero a costa de perderse condiciones laborales y salariales". Los representantes de CGT en GME tienen pensando realizar un análisis detallado de todo lo que ha significado este proceso de selección de fábricas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies