Circular sin seguro contratado acarrea multas de hasta 3.000 euros y el precinto del vehículo

Actualizado 13/10/2008 14:05:34 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los conductores que circulen en un vehículo sin tener contratado el seguro obligatorio se exponen a ser sancionados con multas de entre 601 y 3.005 euros, e incluso con el precinto del vehículo, informó hoy la compañía de seguros y reaseguros Sadyr.

Tras el cambio normativo efectuado en septiembre pasado, los agentes de Tráfico deben comprobar la existencia del seguro obligatorio mediante la consulta del fichero FIVA. No obstante, si el vehículo no aparece en este fichero, podrán exigir el recibo, si bien desaparece la sanción de 60 euros que se imponía hasta ahora por no disponer del mismo.

Por otro lado, Sadyr aconseja seguir llevando un juego de lámparas de repuesto, aunque la DGT ha anunciado que se derogará la norma que obliga a llevar este recambio porque en los coches actuales es necesario acudir al taller para cambiar las bombillas.

Además de las lámparas de repuesto, los turismos, furgonetas y camiones deben llevar dos triángulos reglamentarios de señalización de peligro, una rueda de repuesto o una de uso temporal junto con las herramientas necesarias para cambiarlas y también un chaleco reflectante. En lo relativo a los vehículos destinados para uso público y camiones, también deben llevar extintores.

El incumplimiento de estas normas se considera como infracción grave y se sanciona con multa de 91 a 300 euros, siendo la tónica general fijarlas en 150 euros.

La normativa que obligaba a los conductores con una patología ocular a llevar unas gafas de repuesto desapareció hace más de diez años, mientras que, en relación con la documentación, actualmente es obligatorio llevar en el vehículo los originales del permiso de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de ITV.

En caso de no mostrarlo al agente, se sanciona con multa de hasta 90 euros, siempre que se demuestre en los diez días siguientes que se posee. Cosa diferente es no poseerlo, pues puede conllevar desde una sanción de 150 euros por documento, hasta penas de cárcel por conducir sin carné.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies