El comité de Delphi Puerto Real dice que desde marzo de 2006 no hay novedad sobre el futuro de la planta

Actualizado 22/01/2007 14:57:59 CET

PUERTO REAL (CADIZ), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comité y los sindicatos representados en la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz) no han recibido, desde el 31 de marzo del pasado año, ninguna comunicación oficial, por parte de la dirección, sobre el futuro de la factoría, después de que en esa fecha la empresa anunciara, en el marco de una decisión a nivel mundial, su intención de venderla o cerrarla en 2008.

En declaraciones a Europa Press, el representante de CGT en la planta portorrealeña, Isidro Jiménez, aseguró que, casi un año después, la empresa "no nos ha comunicado nada diferente a lo del 31 de marzo de 2006", lo cual generó entre los trabajadores "una incertidumbre que continúa".

El grupo Delphi, primer fabricante de componentes para automóviles de Estados Unidos en suspensión de pagos desde noviembre de 2005, anunció la citada fecha la presentación ante el Tribunal de Quiebras de una solicitud para revocar el convenio colectivo, tras no alcanzar un acuerdo sobre sus planes de reestructuración con el sindicato United Auto Workers (UAW). Además, informó de que solicitaría al juez la suspensión de los contratos "no rentables" que mantiene con el grupo automovilístico General Motors, su antigua matriz.

La compañía con sede en Troy (Michigan) avanzó en su momento que mantenía sus planes para la supresión de 8.500 puestos de trabajo, en un ajuste que afectará al 40 por ciento de los directivos. Además, inició negociaciones con el comité de empresa europeo en relación con las operaciones consideradas "no estratégicas", lo cual afectaba a la planta portorrealeña, en el sentido de que sería vendida o cerrada el próximo año. En la actualidad, según explicó Jiménez, General Motors negocia con Delphi y UAW para evitar una posible parada en la producción ante ciertas medidas que se están adoptando con respecto a los trabajadores.

La ausencia de novedades ha provocado, además de "incertidumbre", una serie de "rumores", según el sindicalista, que añadió que "lo cierto es que cuatro empresas han hecho ofertas para comprar acciones de Delphi, pero es algo que pasa todos los días a nivel mundial".

LAS PRETENSIONES DE DELPHI DESDE EL PASADO AÑO.

Delphi pretende hacer una división de sus productos de forma que los "rentables y con futuro" se queden en la casa matriz y aquellos que no cumplan esos requisitos y "no interesen" queden en manos de un socio --a través de una venta o alianza-- o directamente se eliminen. En este último apartado se incluyen amortiguadores, direcciones y rodamientos, precisamente los elementos que se hacen en Puerto Real, según informó en su momento a Europa Press el representante de CGT en el comité de esta planta.

Además de a la localidad gaditana, esta medida afecta a un tercio de las fábricas de la empresa en el mundo y Delphi ya ha puesto a trabajar a un equipo para que en enero de 2008 sus planes estén cerrados. En España, la multinacional cuenta con 4.800 trabajadores, distribuidos en cinco instalaciones industriales: además de la de Puerto Real, Pamplona, Tarazona (Zaragoza), Sant Cugat del Vallès y Sant Vicenc dels Horts (Barcelona).

Las cinco áreas clave en las que la empresa concentrará su recién anunciada estrategia son la modificación de los acuerdos con los sindicatos, el cierre de las negociaciones con General Motors para reducir los costes de prestaciones sanitarias, el refuerzo de la gama de productos, la transformación de la plantilla para poder hacer frente a los costes laborales y la búsqueda de una solución para afrontar los compromisos en materia de pensiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies