El comité de empresa de GM desestima la última propuesta de calendario laboral de UGT

Actualizado 05/01/2007 20:25:51 CET

ZARAGOZA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno del comité de empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas rechazó hoy la última propuesta de calendario laboral realizada por la sección sindical de UGT después de que los trabajadores no llegaran a un acuerdo. Tras esta decisión, será el juez quien, en unos 15 días, deba resolver la cuestión.

La dirección de la empresa ha presentado en los últimos días un total de nueve propuestas al comité de empresa, pero no se llegó a un acuerdo. UGT ha presentado hoy otra propuesta más cercana a las exigencias de los trabajadores, aunque sólo ha sido apoyada por el sindicato Acumagne y por Osta. Este último también ha presentado una propuesta semejante.

El secretario general de la Sección Sindical de GM de UGT, Pedro Bona, explicó que el resto de sindicatos "no nos han apoyado porque prefieren luchar para que la empresa ceda y no utilice parte de los días flotantes como colectivos".

Los trabajadores de General Motors tienen derecho a 27 días de vacaciones al año, de los que 18 los disfrutan todos los trabajadores a la vez, como sucede una semana en Navidades, y los nueve días restantes son flotantes, es decir, se disfrutan de manera rotativa por los trabajadores.

Las discrepancias entre la dirección y los trabajadores de la planta en materia de calendario laboral surgieron porque el comité de empresa consideró que en alguna de las propuestas de la empresa faltaban días de vacaciones. Sin embargo, según Bona, más de la mitad de las propuestas que propuso la dirección respetaban los días previstos, pero tampoco fueron aceptadas porque utilizaban días flotantes como colectivos.

La dirección tomó la decisión de usar días flotantes como colectivos para compensar los paros reivindicativos realizados por los trabajadores durante el pasado mes de noviembre, y por los que no realizó descuento salarial alguno.

La propuesta que ha realizado hoy UGT planteaba tres semanas de vacaciones durante el período estival del 30 de julio al 17 de agosto. Además, incluía como día de vacaciones el 24 de agosto, fiesta local de Figueruelas, donde está ubicada la planta, y tres días en diciembre, el 24, el 26 y el 31.

Para completar la semana habitual que tienen los trabajadores en Navidades, esta propuesta añadía dos días más, el 27 y 28 de diciembre, que se sumaban para compensar el fin de semana no disfrutado de las fiestas de Figueruelas, el 24 de agosto arriba señalado, que según la última propuesta de UGT se consideraba como vacaciones colectivas en vez de como fiesta local, como correspondería.

Según Pedro Bona, no hay demasiada esperanza en que la empresa haga lo que piden los trabajadores porque "está en déficit y es muy complicado que ahora ceda". Además, continuó, "durante el mes de noviembre, en el que se hicieron paros, se pagaron los salarios como siempre y ahora hay que devolver esa deuda".

Por el momento, los empleados de la planta de Figueruelas tendrán que seguir esperando una respuesta hasta que el juez decida lo más conveniente, por vía de urgencia. "Yo pienso que hoy se ha perdido una buena oportunidad para negociar porque el juez le dará la razón a la empresa como ya ocurrió hace dos años. No tiene sentido llevar a juicio un calendario laboral; deberíamos haber hecho un esfuerzo para ponernos de acuerdo", concluyó Bona.