Ford cerrará siete plantas en Norteamérica entre 2010 y 2012 y pagará 472,5 millones en indemnizaciones

 

Ford cerrará siete plantas en Norteamérica entre 2010 y 2012 y pagará 472,5 millones en indemnizaciones

Actualizado 10/05/2006 13:51:10 CET

DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 10 May. (EP/AP) -

El grupo estadounidense Ford, tercer fabricante mundial de automóviles, cerrará siete plantas en Norteamérica entre los años 2010 y 2012, aunque no clausurará ninguna factoría en 2009, según la documentación remitida por la empresa al regulador estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC).

El cierre de estas instalaciones se enmarca en el plan de reestructuración anunciado por la empresa el pasado mes de enero, que supone la supresión de 30.000 puestos de trabajo y el cierre de 14 plantas hasta 2012. Ford cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas de 1.200 millones de dólares (945 millones de euros).

La compañía estima que tendrá que pagar unos 600 millones de dólares (472,55 millones de euros) en concepto de indemnizaciones a los trabajadores que se verán afectados por el cierre de las fábricas.

Ford incluyó en los resultados del primer trimestre de 2006 una provisión extraordinaria de 1.750 millones de dólares (1.380 millones de euros) correspondiente a las indemnizaciones para el cierre de las siete primeras factorías, aunque esta cifra puede variar en función de los acuerdos con los sindicatos.

Hasta el momento, Ford ha dado a conocer sus planes para cerrar siete plantas hasta 2008. Se trata de las fábricas de Wixom (Michigan), St.Paul (Minnesota), Norfolk (Virginia), St.Louis (Atlanta), Batavia (Ohio) y Windsor (Ontario, Canadá).

Con el cierre de las instalaciones, la multinacional con sede en Dearborn (Michigan) espera reducir en un 26% su capacidad productiva en América del Norte.

Por otra parte, en el informe remitido a la SEC, la compañía que preside William Clay Ford admite que su cuota de mercado global se mantendrá estable o descenderá durante este año como consecuencia del encarecimiento de los carburantes y de la llegada de nuevos productos que mermarán las ventas de todoterrenos, furgonetas y 'pick up'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies