Forster dice que la adjudicación del Meriva a Figueruelas "asegura el futuro" de GM en Aragón

 

Forster dice que la adjudicación del Meriva a Figueruelas "asegura el futuro" de GM en Aragón

Actualizado 15/02/2006 15:36:04 CET

El presidente de GM Europa destaca el trabajo realizado por los sindicatos de Figueruelas para alcanzar una propuesta "convincente"

ZARAGOZA, 15 Feb. (EUROPA PR0ESS) -

El presidente de General Motors Europa, Carl Peter Forster, confirmó hoy que la segunda generación del Opel Meriva se fabricará a partir de 2009 en la factoría zaragozana de Figueruelas y no en la planta polaca de Gliwice, con la que competía la instalación aragonesa y que también conoció hoy la noticia.

Esta decisión, que se produce tras un intenso periodo de espera, afianza la posición de Figueruelas en el entramado de la compañía automovilística y "asegura el futuro" de GM en Aragón, destacó Forster, quien justificó de adjudicación a la planta española por las inversiones ya consolidadas y su estructura.

La noticia se ha dado a conocer con retraso, admitió el presidente de GM Europa, porque la decisión era "sumamente importante" y "había que cerciorarse de que estábamos tomando la adecuada". Partiendo desde esta base de estudio y análisis, Forster sentenció que la labor realizada por la dirección de GM España y el comité de empresa de Figueruelas propició que la propuesta de la planta zaragozana fuera "convincente", calificó.

La gran diferencia que separaba a ambas fábricas era la brecha existente en el capítulo de costes laborales. "Teniendo en cuenta solamente el coste de la mano de obra está claro que no se puede competir con los países del Este y tampoco lo hemos sugerido", matizó Forster. Han sido las inversiones ya consolidadas en Figueruelas y la estructura afianzada en esta planta los aspectos clave que han decantando la balanza a favor de la factoría zaragozana.

"El equipo de Zaragoza ha demostrado que es sumamente capaz de elaborar un buen producto", valoró Forster. Los 24 años que lleva GM en Aragón avalan esa experiencia que tiene Figueruelas en el lanzamiento de nuevos modelos y la fabricación de coches "con alta calidad", añadió. "Estamos convencidos de que no sólo se va a mantener este buen hacer, sino que incluso se va a mejorar".

EL ACUERDO SINDICAL.

El hecho de que en Zaragoza se necesitara realizar una inversión menor que en Gliwice ha sido determinante para la elección de Figueruelas, pero la labor realizada por sindicatos y dirección de empresa para alcanzar un plan sociolaboral que completara la propuesta ha sido un factor decisivo. "Estábamos buscando una propuesta con la que se pudiera llegar a un coste aceptable", explicó Forster, y "gracias a las concesiones de los trabajadores se ha reducido la diferencia hasta un punto", destacó.

Este plan sociolaboral se produjo tras intensas negociaciones entre ambas partes, que requirieron incluso la mediación en tres ocasiones del Gobierno de Aragón. Por ello, el presidente de GM Europa no sólo valoró el trabajo realizado por los sindicatos y la dirección española de la multinacional, encabezada por Antonio Pérez Bayona, sino que también subrayó el apoyo prestado por el Gobierno central y el Ejecutivo aragonés.

INVERSIONES NECESARIAS Y NUEVOS RETOS.

La segunda generación del Opel Meriva comenzará a fabricarse en Figueruelas en el año 2009. Para posibilitar la producción del modelo, el presidente de General Motors España, Antonio Pérez Bayona, informó de que está prevista una inversión en la planta de cerca de 160 millones de euros, ello sin contar las partidas que deban añadirse después para el desarrollo del producto. Del total de la inversión, las administraciones públicas conceden una subvención para I+D+i que equivale al 5 por ciento.

En principio, está previsto que se fabriquen al día 800 coches del nuevo Meriva, cifra sensiblemente parecida a la que se alcanza en la actualidad con los modelos de la primera generación. El reto está en poder reducir el tiempo de producción. En estos momentos, se requieren 21 horas para terminar un coche y el objetivo es acortar la cadena hasta fijar el tiempo en 16 horas, adelantó Pérez Bayona.

Aunque se parte de una cifra inicial de 800 vehículos al día, el presidente de GME aseguró que la planta podría hacer frente a un incremento de entre el 10 y el 15 por ciento de la fabricación si el nuevo Meriva tiene buena acogida en el mercado.

En este sentido, Carl Peter Forster confesó sentirse optimista con el futuro de la compañía, recalcando que el producto de GM es de calidad y "sin lugar a dudas competitivo". No obstante, recordó la amenaza que suponen países como Corea o China, con precios bajos, y por ello insistió en la importancia de "no dormirnos en los laureles".

Carl Peter Forster puntualizó que España ya no será nunca un país de bajo coste, "pero este mercado tiene una posición estratégica y a nosotros nos gusta estar cerca de nuestros clientes", dijo. Si la nueva generación del Meriva responde bien en el mercado, continuó el presidente de GM Europa, el efecto se dejará notar directamente en Figueruelas, ya que esta planta será la que fabrique exclusivamente este modelo.

MÁS PROCESOS DE SELECCIÓN.

La decisión de que el Meriva se fabrique en Zaragoza supone una garantía de futuro para esta planta y para todo el entramado de la industria de componentes. Pero habrá más procesos de selección y el esfuerzo del equipo de Figueruelas "tiene que ser continuo", advirtió. En esta ocasión ha sido la segunda generación del Meriva pero en un futuro será el Corsa, línea que también se produce en Figueruelas. "Vamos a seguir con los procesos de selección", adelantó Forster, pese a que este sistema, puntualizó, "ejerce presión en los trabajadores".

El presidente de GM Europa tuvo unas palabras para la planta de Gliwice, en Polonia, donde también hoy se les ha comunicado que no habían sido elegidos. "Son un equipo excelente", definió Forster, "y sabemos que son capaces de producir coches buenos". Por ello, "les auguro un buen futuro y contaremos con ellos para otros procesos de selección". En la actualidad, Gliwice fabrica el Astra Clásico y el Zafira.

Con la noticia confirmada hoy por la dirección de GM Europe se pone fin a un proceso de selección de fábricas iniciado hace seis meses. Sin embargo, se abre ahora otro estudio para elegir a las empresas auxiliares que fabricarán los componentes del modelo. "Todavía no está nada decidido", aseguró Forster. En cualquier caso, explicó que el coche necesita piezas grandes que no pueden fabricarse muy lejos de Figueruelas por problemas de logística. De este punto de vista, la adjudicación del Meriva tendrá un efecto muy positivo en la industria de componentes del entorno aragonés.

"GM ESTÁ EN SU CASA".

Carl Peter Forster confirmó que Zaragoza había ganado esta carrera en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, quien se mostró muy satisfecho por la decisión adoptada. "Tenía mucha confianza en que el equipo de General Motors España podía competir y ganar", destacó.

Además del presidente del Ejecutivo autónomo, en la conferencia de prensa estuvo también el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Eduardo Bandrés. Iglesias recordó el gran peso que tiene la compañía automovilística en Aragón y en todo el valle del Ebro, donde genera alrededor de 15.000 puestos de trabajo, entre la planta de Figueruelas y toda la industria auxiliar.

"Somos conscientes de la necesidad de diversificar nuestra economía para no depender tanto del automóvil", continuó Iglesias. "En ello estamos trabajando con intensidad", aseguró. "Pero la confianza que nos da GM es fundamental". Por ello, recalcó la implicación del Gobierno de Aragón en el apoyo a que el Meriva se quedara en Zaragoza y se dirigió a Carl Peter Forster para recordarle que en Aragón "GM está en su casa".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies