Economía/Motor.- El grupo Bergé prevé multiplicar por más de diez las ventas de Tata en España hasta 2010

Actualizado 02/02/2006 14:52:50 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El grupo Bergé Automoción, dedicado a la distribución de automóviles, prevé multiplicar por más de diez las ventas de la firma india Tata en el mercado español hasta el año 2010, anunció hoy el director general de la marca en España, Eduardo Divar, quien subrayó que la compañía "tiene un gran reto por delante".

Bergé cerró en diciembre de 2005 la adquisición de Nissho Motor España, la compañía que desde 1994 importaba y distribuía en el mercado español los vehículos de la marca Tata y que registró unas ventas de 1.735 unidades el pasado año.

Divar avanzó que Bergé pretende elevar este año las matriculaciones de Tata en España hasta situarlas en 4.491 unidades, lo que supone un crecimiento del 159%, mientras que para 2010 el objetivo es alcanzar unas ventas de 18.100 unidades, multiplicando por más de diez la cifra contabilizada en 2005.

Tata dispone actualmente de una gama formada por cuatro modelos, los turismos Indica e Indigo, el todoterreno Grand Safari y el 'pick up' TL. La gama se ampliará con tres nuevos productos este año y con otros modelos en los próximos tres años.

Por lo que respecta a la red comercial, Bergé pretende acometer un proceso de reestructuración y modernización de los concesionarios, con un crecimiento limitado de su número y un enfoque orientado más hacia el producto que hacia el precio.

La firma india cuenta actualmente con 52 concesionarios en España, con el mismo número de talleres y con 47 exposiciones. Para este año, el objetivo es disponer de 55 concesionarios, otros tantos talleres y 54 puntos de venta, mientras que en 2010 la compañía espera llegar a 70 concesionarios, 110 talleres y 125 exposiciones.

PREVISIONES DE BERGE AUTOMOCION.

Por su parte, Bergé Automoción se ha fijado como objetivo para este año elevar sus ventas un 22%, hasta alcanzar la cifra de 110.025 unidades, de las que 74.295 corresponderán al mercado español, con una progresión del 17%, y las 35.730 unidades restantes a las operaciones internacionales (+33%).

El grupo comercializó el pasado año en todo el mundo 90.010 vehículos, lo que se traduce en una progresión del 16% sobre 2004. Las ventas en España aumentaron un 7%, con 63.149 unidades, en tanto que las internacionales crecieron un 43%, con 26.861 unidades.

Bergé Automoción, cuya facturación anual se sitúa en torno a 1.500 millones de euros, comercializa vehículos de 22 marcas en España, Portugal Polonia, México, Argentina, Chile y Perú. Dispone de una red de 350 concesionarios y distribuye en España marcas como Cadillac, Ferrari, Maserati, Isuzu, Hyundai, Lexus, Subaru, Ssangyong o Rolls-Royce.