Indemnizan a la viuda de un empleado de Toyota que murió tras hacer 114 horas extras en un mes

Actualizado 30/11/2007 18:38:07 CET

TOKIO, 30 Nov. (EP/AP) -

El tribunal del distrito japonés de Nagoya ha obligado al Gobierno del país a indemnizar a la mujer de un trabajador de la multinacional automovilística Toyota que falleció en 2002 por exceso de trabajo, según informó hoy uno de los abogados encargados del caso, Hiroko Tamaki.

El trabajador, Kenichi Uchino, falleció después de haber estado haciendo más de 80 horas extra al mes durante seis meses y en el mes anterior al de su fallecimiento realizó 114 horas adicionales a su horario de trabajo establecido.

Esta decisión judicial se ha llevado a cabo después de que fuera rechazada por parte del Ministerio de Trabajo del país una denuncia presentada por la mujer del trabajador fallecido en la que reclamaba una compensación económica.

La denuncia presentada por Hiroko Uchino fue rechazada por el Ministerio nipón que argumentó que en dicho caso no se ponía de manifiesto que la muerte hubiera sido provocada por una carga excesiva de trabajo.

De esta forma, el tribunal del Distrito de Nagoya ha dictado una sentencia en la que obliga al Estado del país a dar marcha atrás a la resolución tomada con anterioridad sobre este tema y a pagar una compensación económica a la viuda de este empleado.

Durante el pasado año fiscal, entre abril de 2006 y marzo de 2007, el Gobierno de Japón ha tenido constancia 147 muertes por exceso de trabajo en el país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies