Mitsubishi y DaimlerChrysler firman el acuerdo para dejar de producir el Smart 'Forfour'

Actualizado 30/06/2006 14:32:10 CET

TOKIO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fabricante japonés de automóviles Mitsubishi y el grupo germano-estadounidense DaimlerChrysler han firmado los acuerdos para el cese de la producción del modelo Smart 'Forfour' en la planta holandesa de NedCar, donde se seguirá fabricando el Mitsubishi Colt.

De esta forma, las dos empresas culminan las negociaciones iniciadas el pasado mes de marzo, lo que supone que la producción del Smart 'Forfour' cesa de forma inmediata, informó hoy la compañía japonesa.

Además, el acuerdo contempla la cesión a DaimlerChrysler de la participación de Mitsubishi en la 'joint venture' MDC Power, controlada hasta el momento al 50% por las dos compañías. Esta sociedad gestiona la producción de motores en una planta en la ciudad alemana de Kölleda.

Mitsubishi indicó que la indemnización que recibirá de DaimlerChrysler por el cese de la producción del Smart 'Forfour' y otros factores llevan a la compañía a mantener invariada su previsión de beneficios para el presente ejercicio fiscal, iniciado el pasado 1 de abril.

Asimismo, el fabricante nipón ratificó que seguirá produciendo en modelo Colt en la planta holandesa de NedCar, ubicada en la ciudad de Born, a pesar del cese de la fabricación del modelo Smart 'Forfour'.

DaimlerChrysler y Mitsubishi anunciaron el pasado mes de marzo un principio de acuerdo por el que sentaron las bases para iniciar las negociaciones que conducirán al fin de la producción del Smart 'Forfour'.

El consejo de supervisión de DaimlerChrysler y el consejo de administración de Mitsubishi pactaron un documento base, a partir del cual las dos compañías han negociado la suspensión de la producción de este modelo de Smart.

El grupo germano-estadounidense ha decidido intensificar la reestructuración de su filial Smart para asegurar su sostenibilidad a largo plazo, con la adopción de medidas como la supresión de 300 empleos y el cese de la producción del modelo 'Forfour'.

La compañía con sede en Stuttgart anunció el pasado año un programa de reestructuración para Smart que contemplaba la supresión de 690 empleos en las instalaciones de su filial Smart en Boeblingen (Alemania) y Hambach (Francia), y cuyo coste se elevó a 1.200 millones de euros.

Las nuevas medidas para intensificar la reestructuración de Smart anunciadas este año contemplan la eliminación de 300 empleos en Boeblingen y supondrán un coste de 1.000 millones de euros para la multinacional que preside Dieter Zetsche.

La corporación germano-estadounidense señaló que Smart centrará sus operaciones en el modelo 'Fortwo' para asegurar su sostenibilidad a largo plazo, y con el objetivo inicial de obtener beneficios desde 2007 en adelante. Además, el Smart 'Fortwo' se comercializará en Estados Unidos desde 2008.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies