El presidente navarro afirma que el Gobierno foral ha actuado con "responsabilidad" en Volkswagen

Actualizado 11/05/2006 13:28:51 CET

PAMPLONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó hoy en el Parlamento que su Ejecutivo ha actuado con "responsabilidad" en el conflicto de Volkswagen Navarra y señaló que van a "seguir ofreciendo cauces en un conflicto que ya dura mucho tiempo". Sanz mostró su postura solidaria con los trabajadores de la planta de Landaben, pero añadió que ello no quita para que el Gobierno actúe con responsabilidad.

Sanz respondió esta mañana en el pleno de la Cámara una pregunta del parlamentario de IUN Félix Taberna sobre el conflicto laboral de Volkswagen. Señaló que su actitud en este tema es la del "presidente de una comunidad autónoma que, desde su responsabilidad, tiene la obligación de solventar un problema en una compañía que tanta importancia tiene". "Es la actitud del Gobierno en su conjunto, del departamento, y de un navarro preocupado por la situación de una empresa que no ha alcanzado un acuerdo laboral que estabilice la situación", añadió.

El jefe del Ejecutivo dijo que si optan por intervenir en el conflicto de la factoría alemana "nos dicen que tratamos de inmiscuirnos", "y si no, nos dicen que no aportamos todo lo que deberíamos". Sanz manifestó las partes no pueden quedarse "ancladas en sus posiciones, porque el resultado será el fracaso colectivo". "Si no ayudamos a desatascar quedará siempre anclado", expuso.

El parlamentario de IUN consideró que las declaraciones del presidente durante este tiempo han sido "desafortunadas e incomprensibles". "El presidente ha seguido la estrategia de la patronal de VW", dijo, para agregar que sus afirmaciones "deslegitiman" a la parte social. Abogó por que no se "enturbie" más la situación "cuando hay una negociación que se hace legítimamente". "Es mejor callarse", opinó el parlamentario, para quien Sanz "estos días está recogiendo velas porque se metió en un jardín".

Taberna, que señaló que IUN considera el conflicto de VW como laboral, afirmó que se posicionan a favor de los trabajadores, "que son los que tienen las de perder". "Estamos en un conflicto laboral de una multinacional. Lo que podemos hacer es ponernos a disposición de empresa y trabajadores para solucionar el conflicto", dijo, para añadir que es "incomprensible que se denieguen ayudas como la del Gobierno de España". Manifestó que hay que mantener un "espíritu de servicio".

Miguel Sanz respondió a Taberna que no han renunciado a ninguna ayuda del Ministerio "porque no ha existido esa oferta". "Sí han existido ofertas de empresa y sindicatos al Gobierno de Navarra para que mediemos, porque saben que si hay algo que hacer, la Administración competente es la de Navarra", dijo. Manifestó que no se ha "metido en ningún jardín", sino que ha actuado desde la responsabilidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies