Renault dice que si no hay acuerdo planteará un ERE para 700 personas

 

Renault dice que si no hay acuerdo planteará un ERE para 700 personas

Actualizado 01/02/2006 20:54:21 CET

VALLADOLID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de Renault propuso hoy adelantar las vacaciones de verano al 13 de julio como una de las medidas para adaptar la factoría de Carrocería-Montaje de Valladolid a la fabricación de Clios y Modus a partir del mes de septiembre de 2006 y aseguró que si finalmente no se llega a un acuerdo con los sindicatos planteará un expediente de regulación de empleo para 700 personas a partir del mes de abril.

Así lo explicó hoy el secretario de Comunicación e Imagen de UGT en Valladolid, Alejandro Durán, tras la celebración de la segunda reunión del Comité Intercentros en el que empresa y sindicatos negocian las medidas de flexibilidad para ajustar la actual producción de Modus a las demandas del mercado y para adaptar la factoría de Carrocería-Montaje a la producción simultánea de Clios y Modus después de verano.

Tras asegurar que la reunión de hoy sólo sirvió para aclarar algunas dudas, Alejandro Durán se mostró convencido de que la negociación con la empresa "todavía se encuentra en mantillas" por lo que no descartó la posibilidad de que las conversaciones con Renault se prolonguen más allá del martes 7 de febrero, fecha en la que, en principio, está prevista la celebración de la última reunión del Comité Intercentros para estudiar las posibilidades de adaptación de las instalaciones de Carrocería-Montaje al nuevo Clio.

Según explicó Durán, en la reunión de hoy la empresa insistió en la necesidad de parar la producción en la planta de Carrocería-Montaje durante un periodo aproximado de 30 días que hoy situó en las semanas 19, 20 y 21 (del 8 al 26 de mayo) y en 10 días del mes de marzo que se distribuirían en los días laborales de dos semanas alternativas (o la primera y la tercera o la segunda y la cuarta). Además, la empresa insistió en la necesidad de utilizar otros 5 días de descanso que se repartirían entre los meses de abril y julio y que, preferentemente, coincidirían en viernes.

Renault ha planteado estos paros de la producción para dar tiempo a las empresas que se tienen que hacer cargo de la adaptación al nuevo Clio de las instalaciones de Carrocería-Montaje, especialmente las secciones de chapa y pintura. Según Durán, la pretensión de la empresa es adaptar la planta "poco a poco" y aprovechar también para ajustar la actual producción del Modus a las verdaderas demandas del mercado.

Por otro lado y según relató el secretario de Comunicación e Imagen de UGT en Valladolid, la Dirección de Renault aprovechó la celebración hoy del Comité Intercentros para informar a los sindicatos de que, si finalmente no se llega a un acuerdo, a partir del 1 de abril la factoría de Carrocería-Montaje funcionará sólo a un turno por lo que necesitaría plantear un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaría a "un excedente" de 700 personas.

"A UGT no nos gustan los EREs", aseguró Alejandro Durán, que garantizó la disposición de su sindicato a trabajar y a negociar con el último objetivo de evitar esta medida. Para ello, apostó por utilizar la "flexibilidad" que permiten medidas como la bolsa de horas. "Haremos todos los esfuerzos posibles para no llegar a un ERE", continuó.

Otro de los temas que se trataron en la reunión del Comité Intercentros de hoy fue la incidencia que el paro de Carrocería-Montaje durante esos 30 días tendrían en otras factorías del grupo que abastecen a esta planta, como las fábricas de Motores, en Valladolid, o la de Cajas de Cambios, en Sevilla. En este sentido y según informó Alejandro Durán, la empresa garantizó que como ambas plantas no abastecen sólo a Carrocería-Montaje, sino que tienen una producción mundial, no sufrirían una gran incidencia, de modo que sólo tendrían que parar 2 ó 3 días y, por lo tanto, no supondrían modificaciones fuera de convenio.

En esta reunión del Comité Intercentros la empresa anunció también la intención de adelantar las vacaciones de verano en Carrocería-Montaje, que se iniciarían el 13 de julio --el pasado 13 de diciembre se acordó que estas vacaciones se disfrutarían del 24 de julio al 17 de agosto, ambos inclusive-- para reanudar la producción a partir del 8 ó 9 de agosto. A partir de esta fecha se trabajaría en la fabricación de Modus mientras que los nuevos Clios saldrían de la cadena de Carrocería-Montaje a partir de septiembre.

Según aseguró Durán, en la reunión del Intercentros de hoy no se habló del resto de las medidas que había propuesto la empresa para adecuar las instalaciones de Carrocería-Montaje al nuevo Clio, reducir una hora de jornada a partir del mes de marzo para recuperarla a partir de octubre o cambiar los días de parada por algún sábado a partir del mes de octubre, y que a juicio de UGT son "las que más chirrían a la hora de negociar".

Así, Alejandro Durán recordó que la flexibilización de la jornada horaria en una hora es "una vieja reivindicación" empresarial equiparable a la pretensión sindical de acordar la jornada de 35 horas semanales, de las cuales no se ha logrado ninguna. Respecto al cambio de un día laboral por un festivo sin ninguna contraprestación, Durán fue tajante: "¿quién en su sano juicio lo cambiaría?".

Tras reconocer la legitimidad de los planteamientos de la empresa, Alejandro Durán dudó de que se pueda cumplir la voluntad de Renault de llegar a un acuerdo rápido con los sindicatos --la compañía del rombo pretendía un pacto antes del 15 de febrero--. "Con estos planteamientos, totalmente legítimos, qué largo me lo fiáis", continuó Durán, para quien un acuerdo antes del 15 de febrero sólo se podría lograr si hay voluntad "por ambas partes".

En este sentido, Alejandro Durán advirtió de que a UGT, que estudiará todas las propuestas "con seriedad", no le marcará los tiempos la Dirección de la Empresa aunque mostró su confianza para que finalmente se pueda llegar a un acuerdo "porque a ambas partes nos interesa", a la empresa porque, según recordó, ha invertido muchos millones de euros en la factoría vallisoletana "que no va a tirar por la borda" y a los empleados "porque tampoco vamos a tirar por la borda el trabajo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies