Sarkozy anunciará hoy un 'Plan Prever' con ayudas de mil euros por coche para incentivar la demanda

Actualizado 04/12/2008 8:39:02 CET

PARIS, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunciará hoy un incentivo de 1.000 euros para quienes compren un coche nuevo y lleven el viejo al desguace, una medida para apoyar el mercado automovilístico frente a la crisis enmarcada en un plan más amplio de relanzamiento económico, según informa 'Le Monde'.

Esta prima costará aproximadamente unos 200 millones de euros y permitirá retirar del mercado los coches más antiguos y que más energía consumen. En la actualidad existe un mecanismo de ayuda de 300 euros para el desguace de coches de más de 15 años si se compra uno nuevo, pero no ha tenido nunca demasiado éxito porque en trece años la edad media del parque automovilístico francés ha pasado de 6,6 años a 8,2 años.

La propuesta de Sarkozy debería por tanto contribuir a dar salida a los stocks de vehículos nuevos de los constructores franceses, que se calcula que pueden alcanzar el millón de coches, según el primer ministro francés, François Fillon, quien el pasado 25 de noviembre anunció "medidas fiscales coordinadas" para estimular la compra de coches nuevos.

El plan francés se inscribiría igualmente en el contexto del proyecto del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que destinará del orden de entre 5 y 6 millones de euros para ayudar al sector a invertir en investigación e innovación, en concreto en el coche eléctrico. Francia baraja igualmente facilitar que los constructores europeos participen en un fondo de inversión que pueda reestructurar el sector del automóvil como ya se hizo en su momento con el aeronáutico.

El pasado mes de noviembre, el número de matriculaciones cayó en Francia un 14% después de haber retrocedido un 7% en octubre mientras que los analistas auguran una bajada de entre el 5 y el 10% en 2009. Mientras, el secretario de Estado de Empleo, Laurent Wauquiez, además de confirmar que el plan que detallará Sarkozy mañana incluirá medidas a favor del sector del automóvil, adelantó que servirá para estimular la inversión, que será "concreto" y buscará que "el dinero que se ponga encima de la mesa esté al servicio de la economía francesa". "Un gran país que quiera conservar su empleo no puede ver desaparecer sus industrias", dijo Wauquiez en la emisora LCI.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies