UGT pide a Delphi que "si tiene que morir", lo haga "sin engañar y cumpliendo el plan industrial"

Actualizado 20/04/2007 15:47:51 CET

Cándido Méndez afirma que los sindicatos seguirán movilizándose hasta que se diseñe una alternativa para los trabajadores

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de la sección sindical de UGT en la factoría de Delphi en Puerto Real (Cádiz), José Barriga, pidió hoy a la multinacional que "si tiene que morir, que al menos muera con dignidad", sin "engañar" a trabajadores y administraciones y cumpliendo el Plan Industrial 2005-2010 que "tiene firmado" y que incluye un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Barriga asistió hoy en Sevilla a una asamblea de delegados de UGT-A, junto a unos 60 trabajadores de la planta gaditana que minutos antes del acto se concentraron ante el Palacio de Congresos y Exposiciones, con pegatinas y camisetas amarillas con el lema 'Delphi no se cierra'.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, que compareció en rueda de prensa junto a Barriga, recalcó que las organizaciones sindicales no van a "bajar la guardia y estaremos movilizados y muy atentos hasta que se pueda diseñar una alternativa sobre la situación que viven los trabajadores".

Méndez señaló que la manifestación del 12 de abril y la huelga general del pasado miércoles mostraron de una "manera aplastante" que existe una "gran conmoción" en la Bahía de Cádiz por este problema, que, según subrayó, no afecta sólo a la plantilla de la factoría, sino que se trata de un problema de Cádiz y "de toda Andalucía", por lo que consideró que su resolución debe ser considerado una prioridad para la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

Según dijo, los sindicatos han puesto "toda la carne en el asador para evitar que Delphi alcance su objetivo de cerrar la planta y sabemos que hay una apuesta seria por parte de las administraciones". En este sentido, valoró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mostrara en el Congreso su "preocupación y compromiso para buscar alternativas que mantengan la actividad productiva y el empleo en la Bahía".

"AVANCE" DE LOS COMPROMISOS

El dirigente sindical confió en que "estos compromisos en los que tenemos depositada una gran expectativa vayan avanzando", de modo que se vayan "perfilando alternativas que nos permitan, en un proceso que sabemos que es largo, complejo y difícil, ir recuperando la confianza de los trabajadores de que el problema se va a resolver".

Por su parte, Barriga, que intervino en la asamblea de delegados para "contar el trauma" que viven los empleados de Delphi y sus familiares, consideró que el proceso concursal constituye "el camino más desagradable para los trabajadores" y estimó que durará "como mínimo de seis a ocho meses". "Sabemos que paralelamente a esa ley concursal, puede haber y caben negociaciones y eso es lo que estamos reclamando en todos los estamentos", remarcó.

El representante sindical señaló que se abre un "camino largo y penoso" y criticó que la compañía haya "cargado a los trabajadores con una presión psicológica". "Sabiendo que lo que la empresa preparaba era una quiebra técnica, hicimos todo lo contrario de lo que nos pedía el cuerpo; sabíamos que las producciones ya no estaban, que estaban en otros países, pero inteligentemente resistimos ese bombazo que nos pegó y mantuvimos la presencia en la planta durante las 24 horas, hasta que solicitó el concurso", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies