Nissan y sindicatos reabren las negociaciones para mejorar la competitividad

Reunión entre dirección y sindicatos de Nissan en la Generalitat
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 21:33:51 CET

BARCELONA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La dirección y el comité de empresa de Nissan en Barcelona se han reunido este miércoles con la mediación de la Generalitat y han acordado reabrir el proceso de negociación que iniciaron en julio y que se rompió el 10 de septiembre tras la negativa de los sindicatos a aceptar las condiciones de la compañía, según han explicado a Europa Press fuentes sindicales.

Según el secretario general de la federación de Industria de CC.OO. de Cataluña, Javier Pacheco, la reunión ha servido para reabrir un espacio de negociación "que contemple la posibilidad de acuerdos sólidos, equilibrados y que garanticen la viabilidad de la fábrica", según consta en el acta.

Los sindicatos se han avenido a seguir negociando "sin plazos ni ultimatums", según Pacheco, y siempre y cuando la modificación de las condiciones laborales sea a cambio de adjudicaciones o compromisos de producción concretos.

A partir de ahora, las dos partes deberán acordar una nueva fecha para retomar el diálogo, que será en el ámbito de la empresa y del que se informará puntualmente a la Generalitat.

NEGOCIACIONES FALLIDAS

El 10 de septiembre, la dirección de Nissan Motor Ibérica lamentó que tras no alcanzar un acuerdo con los sindicatos para mejorar la competitividad de Barcelona, la planta catalana había perdido una oportunidad de nueva producción, y que si no se avanza en esta línea, afectaría a su futuro.

Se trata de 24.500 unidades adicionales del modelo 'pick up' que se fabricará en la Zona Franca a partir de 2014 y que supondrían una inversión añadida de 14 millones de euros, una adjudicación que los sindicatos aseguran que aún es posible.

La empresa defendía que las medidas propuestas ya se aplican en otras fábricas en España tanto de Nissan como de la competencia, y están en línea con la mejora de la competitividad que el entorno está pidiendo "no solo a las empresas del sector de la automoción, sino a todo el sector industrial".

En cambio, los sindicatos consideraron que las condiciones que pedía la multinacional no justificaban la posible adjudicación adicional, aunque manifestaron su voluntad de seguir dialogando, ya que aseguraban que hay aspectos para aumentar la competitividad con los que están de acuerdo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies