Opel espera que el mercado se recupere en la segunda mitad del año

Actualizado 28/04/2011 18:46:28 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general comercial de la filial española de Opel, Enrico de Lorenzi, ha mostrado su confianza en que el mercado automovilístico español se recupere de manera progresiva a partir de la segunda mitad del presente ejercicio y apuntó que su previsión es que en 2011 se vendan en España unos 850.000 automóviles y todoterrenos.

De Lorenzi, durante la presentación nacional de las nuevas versiones con Start/Stop del Astra, señaló que es previsible que el mercado español mejore tras la celebración de las próximas elecciones municipales, así como por el lanzamiento de nuevos modelos que llevarán a cabo los diferentes fabricantes.

Por todo ello, la firma automovilística prevé que las entregas de automóviles y vehículos comerciales en España se sitúen en unas 970.000 unidades, de las que unas 850.000 unidades corresponderán a turismos y todoterrenos y las 120.000 unidades restantes a vehículos comerciales.

El director general comercial de Opel aseguró que el mercado no está atravesando una situación tan complicada como parece, gracias al impulso derivado de las compras por parte de las empresas de 'rent a car' y de alquiler. No obstante, advirtió de que el canal de particulares "está deprimido".

"La situación no es buena, pero tampoco tan mala como parece. Opel va muy bien, nos encontramos en la cuarta posición en el ránking de marcas más vendidas en comparación con la séptima plaza que ocupamos en 2010", aseguró.

De Lorenzi indicó que la previsión comercial de Opel para España durante este año se sitúa en unas 66.000 unidades, lo que supondrá un descenso en comparación con las más de 70.000 unidades entregadas el año anterior.

En este sentido, apuntó que su marca se ve ligeramente afectada por no contar con un producto 'fuerte' en el segmento de los todoterrenos, aunque subrayó que la llegada del nuevo Antara contribuirá a reforzar su posición en el mercado.