Recursos humanos es el área que más puede obstaculizar la innovación en empresas murcianas, según un estudio

 

Recursos humanos es el área que más puede obstaculizar la innovación en empresas murcianas, según un estudio

Actualizado 18/09/2008 16:06:16 CET

El CES recomienda a las compañías mejorar las competencias de su personal y, a las instituciones públicas, fomentar la concienciación

MURCIA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los principales factores determinantes de la innovación en las empresas de la Región de Murcia son sus recursos humanos, sus recursos financieros y el grado en que cooperan con sus clientes y otras empresas, aunque la parte humana de la organización "destaca por encima del resto como el que más puede obstaculizar o incentivar la innovación", según se desprende del estudio 'La innovación en el tejido empresarial murciano' publicado por el Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CES).

Y es que la innovación "depende fundamentalmente de los directivos de la empresa y del resto de sus empleados, ya que todos ellos pueden ser el principal obstáculo a la innovación cuando muestran una resistencia al cambio y también pueden ser el factor que más la fomenta, cuando la apoyan y cuentan con las habilidades que requiere", según informó en una rueda de prensa una de las investigadoras, Raquel Sanz.

Sanz, quien presentó este estudio junto al director del estudio, Ramón Sabater, y del presidente del CES, Antonio Reverte, matizó que el objetivo del trabajo fue "identificar los factores determinantes de la innovación en la empresa industrial murciana, tanto los factores como los factores de estímulo", para lo que llevaron a cabo una revisión de la literatura existente y un estudio empírico.

Asimismo, se pasó un cuestionario de 47 preguntas tipo 'Likert' sobre las características de la empresa y del sector, los obstáculos y los factores de estímulo a la innovación entre dos grupos de diez expertos cada uno, procedentes de los sectores de alta-media y baja tecnología importantes dentro del tejido empresarial de la Región, entre los que había especialistas de empresas y de instituciones implicadas en innovación.

Este estudio comprobó que las empresas murcianas "están aumentando en los últimos años su inversión en innovación, aunque, en conjunto, aún innovan menos que la media de las empresas españolas, y conocer esta situación no es suficiente para mejorarla y es preciso identificar los factores que frenan e impulsan esta tarea".

Además de la capacidad de los recursos humanos, el estudio arrojó que, entre los factores más determinantes para obstaculizar la innovación se encuentran sus costes y riesgos asociados, como su alto coste y largo periodo de recuperación, las dificultades de financiación, que se incrementa en las pymes, y la incertidumbre sobre el éxito y la acogida en el mercado que lleva emparejado.

Por el contrario, entre los principales estímulos, el estudio recogió la interrelación con otras empresas e instituciones, como los clientes y proveedores como "principales fuentes de inspiración", así como con instituciones y centros de investigación "para liberar a las empresas de la labor innovadora", lo que es más crucial para las pymes, explicó Sanz.

Entre las conclusiones, destacó que el sector al que se dedica la empresa "influye en los determinantes de la innovación, tales como la intensidad tecnológica, el grado de innovación y el grado de competencia", igual que las características de la compañía "como la rentabilidad, su tamaño y el grado de internacionalización".

OBSTÁCULOS

Entre más de 30 obstáculos analizados, el equipo de investigación seleccionó diez como los más importantes. De ellos, tanto para las empresas de los sectores de baja como para los de alta tecnología, el factor más importante fue la falta de cualificación del personal de la empresa y, el que menos, la falta de infraestructuras físicas.

En segundo lugar, los paneles de expertos consultados coincidieron en "el importante papel que juega la dirección de la empresa en la innovación, especialmente destacado en el grupo de sectores de alta y media tecnología".

Otro de los grupos de factores considerados "relevantes" en alta y baja tecnología fueron los aspectos relativos al coste de la innovación, el largo periodo de recuperación de la inversión que supone y la financiación de la misma, aunque el estudio destacó "que en los sectores de baja tecnología destacaban más esos factores".

En este sentido, otros de los factores más destacados fueron la falta de fondos propios, el largo periodo de recuperación, la falta de incentivos legales, y la incertidumbre en la acogida del mercado. Igualmente, destacó el ritmo de la producción y la rigidez de la estructura organizativa.

Sin embargo, el estudio puso de manifiesto que "a pesar de que existe bastante acuerdo respecto a las cuestiones comentadas, también hay discrepancias en la importancia que los expertos otorgan a unos obstáculos y otros". Así, la falta de incentivos legales "influye poco a las empresas de alta tecnología, mientras que es destacable para las de baja tecnología".

Otro factor en el que existen discrepancias entre los expertos en función del sector de que se trate es el ritmo de producción y, en concreto, que sea tal que impida dedicar tiempo y recursos a la innovación, algo que "sólo consideran relevante para los sectores de alta tecnología, quizá porque, en conjunto, incluye empresas más jóvenes y de menor tamaño".

FACTORES DE ESTÍMULO

En cuanto a los factores de estímulo, los expertos coincidieron en señalar como más importante que la gerencia de la empresa "apoye a la innovación", un factor que logró el consenso de los entrevistados y sumó valores cercanos al máximo de la evaluación, tanto para empresas de alta como de baja tecnología.

Asimismo, la publicación recoge que "también recibieron puntuaciones altas otros factores relacionados con la dirección, como el que tenga unos objetivos y estrategias claras, su capacidad para detectar tendencias o las habilidades y conocimientos de la dirección relacionados con la innovación, reforzando el papel determinante que la empresa y sus gerentes juegan al respecto".

Además de la gerencia, los expertos cuestionados coincidieron en destacar la necesidad de que el conjunto de la plantilla de la empresa apoye la innovación, , de forma que todos los factores relativos al personal obtuvieron medias superiores a los 4,40 puntos (sobre un máximo de cinco), tales como la formación personal, la creatividad personal y su compromiso.

En concreto, en el grupo de las empresas de alta y media tecnología, los expertos coincidieron en la importancia de los empleados en la innovación, y consideraron fundamentales algunas políticas integradas en la gestión del personal, como ofrecer incentivos salariales y no salariales a la innovación, y que la comunicación interna sea fluida.

En tercer lugar de importancia, los expertos destacaron la interrelación de las empresas con clientes y proveedores, así como con centros de investigación y universidades, lo que "pone de manifiesto el papel de la cooperación entre las empresas para lograr la innovación, aunque la misma debe ser vertical, no horizontal o entre competidores".

Para atajar esta problemática, el estudio estableció unas recomendaciones para las empresas, como mejorar las competencias de su personal de contratación y crear una cultura innovadora, así como recurrir a subvenciones, orientar más su actividad hacia el cliente y cooperar con otras empresas y centros de investigación.

A las instituciones públicas, los investigadores aconsejaron "concienciar sobre la importancia de innovar, fomentar un sistema educativo orientado a dotar de competencias y actitudes asociadas a la innovación, así como clarificar la información sobre subvenciones y simplificar los trámites para lograrlas, y establecer mecanismos para facilitar la interrelación con centros de investigación básica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies