UCIDMurcia agradece que se distinga que este terrorismo viene de una minoría que no es de la comunidad musulmana

Actualizado 11/03/2008 14:18:01 CET

MURCIA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Comunidades Islámicas de Murcia (UCIDMurcia), en su calidad de representante de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), manifestó hoy, con motivo del cuarto aniversario de los atentados del 11-M y "en nombre de los miles musulmanes residentes en la Región, el agradecimiento al conjunto de la sociedad española", porque, subrayó, "al enfrentarse a este devastador terrorismo internacional, ha sabido diferenciar que estos atentados provienen de una minoría que nada tiene que ver con el conjunto de la comunidad musulmana regional, nacional e internacional".

Asimismo, UCIDMurcia reiteró su "profundo e íntimo sentimiento de solidaridad con todas las víctimas de terrorismo y sus familiares", y que dijo tener en su "recuerdo y oraciones", al tiempo que rogó que "no vuelvan a repetirse tan brutales actos criminales".

No obstante, consideró que "aunque sigan existiendo esos grupos minoritarios, de un signo u otro, que desean enturbiar y destruir la convivencia, deben seguir trabajando las mayorías pacíficas y moderadas para que, colaborando entre todos, se pueda evitar que un minúsculo grupo de violentos se aprovechen incluso del silencio de algunos, y desestabilicen nuestra convivencia natural".

Es por ello por lo que UCIDMurcia insistió, en un comunicado de prensa, en nombre de los musulmanes murcianos, su "más enérgica repulsa y condena a todo tipo de violencia", porque, advirtió, "los enfrentamientos violentos sólo llevan a que los seres humanos convivan mal y no puedan dedicarse al desarrollo social, económico y humano deseable por todos".

Y es que, a juicio de la Unión de Comunidades Islámicas de la Región, "estos actos, y otros de semejante índole, son injustificables ante la humanidad entera", y los calificó de "irracionales e imposibles de argumentar con algún tipo de ideología, sea ésta la que sea, y proceda de donde proceda".

Así pues, abogo porque que "las sociedades recurran siempre a la palabra, al diálogo y a la acción cívica para expresar sus reivindicaciones o denuncias, para que desde la educación ciudadana se continúen respetando nuestros valores, en especial la convivencia, generosidad y solidaridad, con gran respeto mutuo entre conciudadanos y también las diversas instituciones del Estado, en buen y armónico uso de las libertades públicas, trabajando unidos para el mejor progreso de todo el pueblo español de toda convicción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies