Unas 25.000 personas se manifiestan en Murcia contra recortes, donde sindicatos dicen no descartar una huelga general

Unas 25.000 Personas, Según Sindicatos, Se Movilizan Contra Recortes En Murcia
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 21:53:42 CET

"Al ritmo que vamos", aseguran CCOO y UGT, el desempleo alcanzará el 30 por ciento en la Región de Murcia

MURCIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unas 25.000 personas, según sindicatos, se han manifestado este miércoles en la ciudad de Murcia, dentro de la 'Jornada europea de movilización Por el Empleo y la Justicia Social', convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), bajo la pancarta 'No a la reforma laboral, por injusta, ineficaz e inútil' y al grito de "Contra la reforma, huelga general, así, así ni un paso atrás".

Los participantes han recorrido pacíficamente el trayecto previsto, desde la plaza de la Fuensanta, frente a el Corte Inglés, hasta la delegación del Gobierno, en la avenida Teniente Flomesta, equipados con banderas de los sindicatos, haciendo sonar sus silbatos e, incluso, haciendo explotar varios petardos.

Los manifestantes han coreado eslóganes como "los mismos embusteros, gobiernos y banqueros", "jóvenes preparados, futuros desempleados", y "resistencia, aquí como en valencia" mostrando sus pancartas, en las que podía leerse 'Más educación, menos corrupción', 'La patronal ordena, el gobierno impone, la juventud responde'.

El secretario general de CCOO Región de Murcia, Daniel Bueno, ha indicado que es obvio que si el Gobierno central no negocia en una materia tan sensible para los trabajadores como los derechos laborales, los sindicatos no descartan convocar una huelga general "más pronto que tarde".

En la misma línea se ha manifestado el secretario general de UGT, Antonio Jiménez, quien ha asegurado que "muy probablemente habrá una huelga general". "Motivos y razones suficientes hay", aunque, señaló, "ahora trabajamos por explicar a la ciudadanía en qué consiste esta reforma laboral y sus regresivas políticas".

Precisamente, Daniel Bueno ha indicado que la manifestación de este miércoles responde a una movilización en el conjunto de Europa "exigiendo un cambio en las políticas de austeridad, basadas en el déficit y en las llamadas reformas estructurales que se están imponiendo en todos los países".

A su parecer, estas medidas "lejos de activar la economía, lo que están generando es más recesión y más destrucción de empleo, particularmente en España con las últimas reformas denominadas estructurales".

Al respecto, ha criticado que la reforma laboral es "el mayor atentado que han conocido los derechos de los trabajadores, generando un grave desequilibrio donde los trabajadores y sus representantes prácticamente no tienen opciones frente a las medidas unilaterales que toman los empresarios".

Bueno ha manifestado que "la palabra la tiene el gobierno, y la huelga general es un instrumento de los trabajadores y de los sindicatos para exigirle al Gobierno que mueva ficha".

En este sentido, ha reprochado al Gobierno central haber presentado una reforma laboral "sin debate con los sindicatos, sin debate con la sociedad, sin debate con los partidos políticos".

Así, ha indicado que esta reforma "parece que se va a convalidar en el Congreso de los Diputados el 8 de marzo". A partir de este día "se abre un proceso de debate parlamentario, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha contestado todavía a los sindicatos si está dispuesto a negociar".

A este respecto, ha precisado que el Gobierno de España tiene en su mano sentar a los sindicatos a negociar y a hablar con seriedad sobre la reforma laboral, así como "rectificar el grave error que suponen algunas de las medidas planteadas en ella".

Bueno ha recordado que los secretarios generales de CCOO y UGT mandaron hace nueve días una carta a Rajoy que "todavía no tiene respuesta". Así, la manifestación de este miércoles "exige la apertura de un proceso de negociación y de diálogo".

Si finalmente no hay diálogo, Bueno ha adelantado que los sindicatos van a seguir manifestándose y van a plantear una huelga general como demanda "unánime" de los trabajadores de España para rectificar la reforma laboral.

RETROALIMENTAR LA SITUACIÓN DE CRISIS

Por su parte Antonio Jiménez opina que Europa está atravesando una crisis social "incluso más grave que la económica", ya que, acentuó, "los gobiernos están empeñados en conseguir a ultranza la contención del déficit público, lo que está llevando a unas políticas de austeridad draconianas, que no están sirviendo para frenar el desempleo".

En este momento, lamentó, "tenemos 23 millones de desempleados en Europa, de los cuales 5 millones son jóvenes, y 115 millones de personas en situación de riesgo, de caer en la exclusión social".

Esta política "no conduce nada más que a retroalimentar la situación de crisis", indicó Jiménez, quien manifestó la necesidad de cubrir el hueco dejado por la construcción en España, más protección social y, en general, "que la crisis no sirva de excusa para tener mano de obra barata, hacer más rico a los ricos y el sistema público se desmantele en beneficio y el negocio del sector privado".

A su entender, es necesario "actuar de otra manera, así como políticos que den soluciones, no que apliquen recortes sobre recortes", porque, de hecho, "la nueva reforma laboral va a promover y fomentar el despido, poniendo a muchos más ciudadanos en la calle".

En la Región de Murcia, "al ritmo que vamos", muy pronto se alcanzará el 30 por ciento de desempleo. "Esto no es asumible, por lo que tenemos que defender los salarios, la protección social y la negociación colectiva", zanjó.