El 60% de murcianas con osteoporosis presenta al menos un factor de riesgo de padecer fractura ósea tras la menopausia

Actualizado 24/11/2011 17:12:37 CET

Estos resultados provienen de un estudio que ha analizado la salud de 4.157 mujeres españolas, de las cuales 201 son de la Región de Murcia

MURCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 60,2 por ciento de las mujeres murcianas postmenopáusicas con osteoporosis presenta al menos un factor de riesgo de padecer fractura ósea, una tasa superior al 49,8 por ciento de la media nacional. Entre estos factores, los más frecuentes son los antecedentes familiares directos con osteoporosis y fractura de cadera, el tabaquismo, haber sufrido fracturas anteriormente, padecer artritis reumatoide y la delgadez.

Éste es uno de los datos del Estudio Ginerisk, un trabajo que ha analizado la salud integral de 4.157 españolas, de las cuales 201 son de Murcia, que han superado la fase de climaterio y en las que se ha diagnosticado esta enfermedad ósea.

Las conclusiones de la investigación, que ha contado con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer y la compañía farmacéutica Almirall, se presentan este jueves en Murcia en la Reunión de Formación en Osteoporosis Osteoforum, con el aval científico de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).

La importancia del tratamiento farmacológico en osteoporosis postmenopáusica ha sido otro de los aspectos recogidos en el Estudio: el 71,3 por ciento de las pacientes murcianas recibe medicación, siendo los bifosfonatos y los Moduladores Selectivos de los Receptores Estrogénicos (SERMs) las dos alternativas más consolidadas en este sentido.

Concretamente, los bifosfonatos son administrados al 59,7 por ciento de las pacientes medicadas en comparación con el 48,6 del promedio español; y el 32,8 por ciento toma SERMs para el tratamiento de la enfermedad frente al 41,8 por ciento de la media nacional, según informaron fuentes de Pfizer en un comunicado.

Más allá de la salud ósea de estas mujeres, el trabajo valora también otros aspectos de su salud integral, como el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular, cáncer de mama o patología endometrial.

La información recogida a este respecto demuestra que en el 87,6 por ciento de las mujeres de la región se ha detectado al menos un factor de riesgo de padecer enfermedad cardiovascular frente al 83,4 por ciento de la media nacional; en el 30 por ciento existe un alto riesgo de padecer cáncer de mama en los próximos cinco años en comparación con el 14,5 por ciento de la media española; y en el 14,4 por ciento alto riesgo de padecer patología endometrial, una situación que se da en el 9,2 por ciento del conjunto de las féminas españolas.

SOBRE GINERISK

GINERISK es un estudio epidemiológico transversal orientado a conocer y valorar las características clínicas de las mujeres postmenopáusicas españolas con osteoporosis. Durante la recopilación de información se manejaron datos procedentes de una muestra de 4.157 féminas que reunían estas características

Un valor diferencial de este trabajo ha sido integrar la visión de las mujeres afectadas tanto en términos relativos a su enfermedad cómo en el impacto de ésta sobre su calidad de vida. Esta investigación ha permitido evaluar el impacto de estos factores en la calidad de vida de las mujeres afectadas de osteoporosis.

La osteoporosis, que literalmente significa 'hueso poroso', es una enfermedad ósea metabólica en la que la densidad y calidad óseas se han debilitado, de forma que se incrementa el riesgo de fractura1. La pérdida ósea ocurre de forma "silenciosa" y progresiva, por lo que habitualmente no hay síntomas hasta que se produce la primera fractura.

"De ahí la importancia de su detección y tratamiento precoces", según las mismas fuentes, que precisan que las fracturas más comunes asociadas con la osteoporosis son las de muñeca, cadera y las vertebrales, si bien las que tienen consecuencias más graves para la salud son estas dos últimas.

Se estima que afecta a 75 millones de personas en Europa, Estados Unidos y Japón. En términos globales, en el año 2000 la osteoporosis causó alrededor de nueve millones de fracturas óseas en hombres y mujeres con 50 ó más años de edad, de las cuales 3,12 millones se produjeron en población europea.

Además, es en los años inmediatamente posteriores a la menopausia cuando existe un mayor riesgo, ya que en ese momento puede producirse hasta el 20% de la pérdida de masa ósea que experimentará una mujer en toda su vida4.

El tratamiento de la osteoporosis postmenopáusica puede mejorar significativamente la salud de millones de personas de todo el mundo y reducir el coste sanitario y social asociado a esta patología.