El 84% de los profesores murcianos sitúa el nivel de inglés de su alumnado como bajo, el mayor porcentaje por CCAA

 

El 84% de los profesores murcianos sitúa el nivel de inglés de su alumnado como bajo, el mayor porcentaje por CCAA

Actualizado 05/06/2014 19:17:55 CET

Los alumnos de Primaria tienen mejor nivel de inglés que los políticos españoles, según los profesores de esta lengua

MADRID/MURCIA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 84 por ciento de los profesores murcianos sitúa el nivel de inglés de su alumnado como bajo o muy bajo, y se sitúa como la comunidad en la que los docentes son más pesimistas a la hora de establecer el nivel de conocimiento en esta lengua, según se desprende del segundo barómetro Cambridge Monitor, un informe sobre el nivel de inglés en España que publica Cambridge University Press.

En concreto, Murcia es la comunidad con más profesores pesimistas junto con Andalucía, donde el 81 por ciento de los profesores lo sitúan en bajo o muy bajo. En el conjunto de España, un 77 por ciento de los profesores consideran que los alumnos de Educación Primaria tienen mejor nivel de inglés que los políticos españoles, según este informe.

Este documento analiza los resultados de la encuesta realizada a 980 profesores de inglés, de educación reglada, escuela oficial de idiomas y academias de idiomas, de todas las comunidades autónomas.

En este sentido, 9 de cada 10 profesores de inglés opina que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no aprobaría un examen de inglés de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), aunque el porcentaje de escépticos baja hasta el 73 por ciento si hablamos de un examen de Primaria.

Así, el 93 por ciento considera bajo o muy bajo el nivel de inglés de los políticos y prácticamente el mismo porcentaje no cree que los dirigentes españoles estén haciendo lo necesario para intentar mejorar su formación.

Además, el 91 por ciento de los profesores de inglés considera que hoy en día nadie debería estar en política sin dominar la lengua inglesa, mientras que el 98 por ciento ha afirmado que la clase política no cuenta con ellos a la hora de elaborar las reformas educativas. El 97 por ciento cree que los políticos están muy alejados de la realidad de las aulas.

Para el 97 por ciento de los profesores, es necesario un cambio en el temario oficial para adaptarse a las necesidades reales del aprendizaje de la lengua y el 88 por ciento ha indicado que el temario limita la manera de enseñar el idioma. El 94 por ciento del profesorado aboga por un aumento del tiempo dedicado a la enseñanza del inglés.

En relación con los recortes en el ámbito educativo, el 95 por ciento cree que han afectado negativamente a la enseñanza del inglés y a la formación del profesorado, al tiempo que el 96 por ciento considera que la política de austeridad ha perjudicado a la educación en general.

EL NIVEL DE LOS ESPAÑOLES

El 73 por ciento de los profesores de inglés creen que el nivel de inglés de los españoles es bajo o muy bajo; el 26 por ciento lo considera medio y únicamente uno de cada diez cree que el conocimiento del idioma de Shakespeare es alto. El 98 por ciento sostiene que los españoles son más conscientes de la necesidad de aprender inglés que hace 10 años.

En esta línea, el 94 por ciento de los docentes opina que el conocimiento del idioma está mejorando, aunque un 51 por ciento defiende que habrá que esperar al menos 15 años para estar a la misma altura que otros países europeos.

Por otro lado, 8 de cada 10 profesores opina que poco a poco se está perdiendo el complejo con el inglés, y 9 de cada 10 dice que si se perdiera la vergüenza a la hora de hablarlo, el nivel de inglés subiría considerablemente.

Según la percepción que tienen los profesores del nivel de inglés en sus propias comunidades, son los navarros, seguidos de País Vasco, Madrid y Cataluña los mejor preparados a la hora de manejarse con el idioma. Para los profesores del resto de autonomías, su alumnado no supera el nivel bajo, coincidiendo con la media del país.

Finalmente, el 95 por ciento cree que en el futuro la enseñanza será una mezcla de lo digital y lo analógico, pues el 36 por ciento de los profesores utilizan las pizarras electrónicas a diario y el mismo porcentaje afirma no hacerlo nunca al no disponer de ellas en sus aulas. Sólo el 25 por ciento de los centros utilizan tabletas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies