La actividad productiva de las universidades públicas de la Región representa el 1,76% del PIB de la Comunidad

Presentación del estudio
GOBIERNO REGIONAL
Actualizado 07/05/2013 16:15:59 CET

El desempleo entre los titulados universitarios se reduce a la mitad con respecto a los no titulados

MURCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La inversión que la Comunidad Autónoma lleva a cabo en las universidades públicas de la Región revierte en la economía murciana, de hecho, al comparar el impacto económico total con el presupuesto, se obtiene que estas instituciones académicas regionales generan 1,72 euros por cada uno que gastan y su actividad productiva representa el 1,76 por ciento del Producto Interior Bruto regional, según informaron fuentes del Gobierno murciano en un comunicado.

Así se recoge en el 'Estudio sobre la contribución de las universidades públicas regionales al desarrollo económico de la Región de Murcia', encargado por la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, y que hoy presentó el consejero, José Ballesta, junto con los rectores de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho, y de la Universidad Politécnica de Cartagena, José Antonio Franco, el director de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, y los presidentes de los consejos sociales de ambas instituciones académicas.

En el trabajo, dirigido por el profesor Ramón Sabater del Departamento de Organización de Empresas y Finanzas de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Murcia, se han analizado los efectos económicos que se derivan de la actividad desarrollada por las universidades públicas de la Región, Universidad de Murcia y Universidad Politécnica de Cartagena.

Para ello, se estudió el efecto a corto plazo, que se concreta en la generación de renta y empleo y el efecto a largo plazo, en el que se analizó, por una parte, la contribución de estas instituciones a la transferencia al sector productivo de la investigación y el desarrollo generado y, por otra, las mejoras en el capital humano.

EFECTOS A CORTO PLAZO

Así, al corto plazo respecto a la renta, los autores del estudio señalan la importancia de estas entidades académicas para la economía regional, que presentan un efecto multiplicador del gasto, pues cada euro que gastan las universidades genera 1,72 euros en la Región.

Además, es destacable el impacto positivo sobre el Producto Interior Bruto regional, como señaló el consejero José Ballesta, "la actividad productiva de las universidades públicas de la Región representa el 1,76 por ciento del Producto Interior Bruto regional, lo que las sitúa entre las instituciones académicas que mayor impacto tienen en su área geográfica, sólo las superan la Universidad de Cantabria, las de Valencia y la de Zaragoza".

En cuanto al impacto sobre el empleo, en 2010 las universidades crearon 3.234 empleos indirectos, generados por la provisión de servicios públicos asignados al personal de las mismas, y fueron responsables de la creación de 4.057 puestos directos. Esto supone 79,71 empleos indirectos por cada 100 directos anuales.

EFECTOS A LARGO PLAZO

Al medir el grado de ajuste entre la producción de los grupos de investigación de las universidades y una serie de sectores económicos considerados estratégicos por su potencial de contribución al desarrollo regional, se observa que durante el periodo 2009-2011, el número de contratos realizados con empresas, proyectos, convenios y licencias de patentes de las instituciones académicas fue de 1.343. Esto implica un volumen de operaciones de más de 55 millones de euros.

Además en este periodo, el grado de ajuste entre la transferencia de los investigadores y los sectores estratégicos de la Región de Murcia es del 63,54 por ciento, y este grado de ajuste aumenta si el elemento que se tiene en cuenta son los ingresos generados (72,19 por ciento).

Los sectores productivos que generan mayores ingresos son la agroalimentación, con un 26,69 por ciento, sobre todo a través de contratos; salud y bienestar, con un 21,80, generado sobre todo por medio de proyectos de investigación básica, por tanto hay un gran potencial para transferir el conocimiento generado a la empresa, y medioambiente y recursos naturales, con un 12,23 por ciento.

Por otro lado, hay que destacar la importancia de la formación universitaria y su impacto positivo en las tasas de actividad y empleo. Así, la tasa de paro media de la Región se situó en el año 2011 en el 25 por ciento, mientras que el desempleo entre las personas con titulación universitaria fue del 13,4.

Para finalizar el acto el consejero de Universidades, Empresa e Investigación incidió en "la contribución del sistema universitario público regional y las políticas públicas en este ámbito, al desarrollo socioeconómico de la Comunidad Autónoma en los últimos años, tanto en la contribución a la generación de capital humano, como de capital tecnológico, a la renta per cápita y, en general, al crecimiento económico regional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies