Agricultura establece una veda temporal para el ejercicio de la pesca de arrastre del 12 de mayo al 10 de junio

Barco, pesca de arrastre
COMUNIDAD - Archivo
Publicado 02/03/2018 12:37:47CET

Esta modalidad afecta a especies como pulpo, pescadilla, salmonete, rape y gambas roja y blanca, entre otras

MURCIA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, mediante una Orden publicada ayer en el Boletín Oficial de la Región (BORM), ha establecido una veda temporal para el ejercicio de la pesca en la modalidad de arrastre de fondo en aguas interiores de la Región durante el período comprendido entre el 12 de mayo y el 10 de junio de 2018, ambos inclusive. Dicha modalidad afecta a especies como pulpo, pescadilla, salmonete, rape y gambas roja y blanca, entre otras.

Este tipo de paradas temporales permiten un ajuste del esfuerzo pesquero anual que facilita el mantenimiento de las poblaciones de peces objeto de esta pesquería en niveles de sostenibilidad que no pongan en riesgo la salud de estos cardúmenes. Las exigencias comunitarias establecen que las poblaciones de peces que se explotan comercialmente se encuentren en el rendimiento máximo sostenible a más tardar en el año 2020. Estas paradas se enmarcan en el Plan de Gestión de Pesca en el Mediterráneo.

En unos días se publicará en el Boletín Oficial del Estado esta misma veda para las aguas exteriores, quedando así todas las aguas del mar territorial español frente a la Región de Murcia vedadas para la flota de arrastre.

Durante el mes de julio se publicará una convocatoria que permitirá a los armadores y tripulantes de estas embarcaciones acceder a las ayudas públicas del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, a fin de compensar las pérdidas de ingresos durante la citada parada.

La normativa comunitaria sobre medidas de gestión para la explotación sostenible de recursos pesqueros en el Mediterráneo marca como objetivo principal establecer un marco de gestión eficaz para la protección estricta de determinadas especies marinas, así como la conservación de los hábitats naturales y la fauna y flora silvestre.

El Plan de Gestión Integral para la conservación de los recursos pesqueros en el Mediterráneo afectados por las pesquerías realizadas con artes de cerco, redes de arrastre y artes fijos y menores, para el período 2013-2017, tiene como objetivo facilitar la consecución de los objetivos biológicos y de gestión sostenible de dichas actividades pesqueras en este caladero.

La Consejería, con el fin de garantizar la plena efectividad del citado Plan de Gestión, ha adoptado medidas de limitación del esfuerzo pesquero de su flota de arrastre a través del establecimiento de períodos temporales de veda, y considera necesario continuar con este tipo de medidas durante el presente ejercicio.