Aprobados más de 8,7 millones para la atención de discapacitados en 12 municipios y 762 plazas

Actualizado 17/12/2013 20:59:05 CET

Aprobados más de 8,7 millones para la atención de discapacitados en 12 municipios y 762 plazas

Garantizada la prestación durante 2014

Actualizado 17/12/2013 20:59:05 CET
Discapacitado
Foto: CEDIDA

   MURCIA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno ha autorizado, en su sesión de este viernes, al Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), a propuesta de la Consejería de Sanidad y Política Social, una dotación global de 8,7 millones de euros para la renovación en 2014 de 762 plazas para personas con discapacidad en un total de doce municipios de la Región.

   En concreto, la propuesta aprobada por el Ejecutivo regional contempla la reserva y ocupación de 525 plazas en centros de día destinadas a personas con discapacidad intelectual, 70 en centros de día para personas con enfermedad mental, 137 en el Servicio de Promoción de la Autonomía Personal y 30 en centros residenciales.

   De las 525 plazas en centros de día para personas con discapacidad, que suponen una cuantía de 6.733.066 euros, 41 se localizan en Cartagena y son específicas para personas con Síndrome de Down, cuyo importe asciende a 457.830 euros.

   Otras 23 son para personas con trastornos generalizados de desarrollo del espectro autista y afines, en Molina de Segura, por una cuantía de 345.165 euros. Estas plazas se encuentran en los centros de día dependientes de las asociaciones Assido y Astrade, en Cartagena y Molina de Segura, respectivamente.

   Las restantes plazas de centro de día se distribuyen de la siguiente forma: 96 en el centro que la asociación CEOM tiene en El Palmar (Murcia), para lo que se destinan 1.071.993 euros; 75 en Lorca, en la asociación Apandis, cuyo contrato ascenderá a 837.495 euros; 50 plazas en el centro de día de la asociación Intedis, en el municipio de Mula, por un importe de 558.330 euros; 47 en Cieza en el centro de la asociación Ascopas, que comportarán un total de 524.830 euros.

   También se contratará con la asociación AMPY de Yecla la renovación de 43 plazas para personas con discapacidad intelectual, por 480.163 euros.

   Igualmente, con las asociaciones Prometeo de Torre Pacheco, URCI de Águilas y Los Albares de Cieza, se conveniarán 40 plazas en cada uno de sus centros de día, por un importe de 446.664 euros cada acuerdo. Además, en Jumilla se reservarán 30 plazas en el centro de día de la asociación Aspajunide, por un importe de 334.998 euros.

   Por otra parte, también se prevé la reserva y ocupación de 70 plazas en centros de día para personas con enfermedad mental, de las que 45 se localizan en la asociación AFES de Las Torres de Cotillas, que representarán un gasto de 527.395 euros, y 25 en Lorca, en el centro de la asociación Asofem, por importe de 315.632 euros.

   Además, se contratarán 137 plazas en el Servicio de Promoción de la Autonomía Personal (Sepap) en el municipio de Murcia, que gestiona la asociación Fundown, por un importe de 1.149.649 euros, y 30 plazas residenciales en Caravaca de la Cruz con la asociación Apcom, para lo que se destinarán 782.268 euros.

   El Sepap es un servicio dirigido a personas con discapacidad intelectual con edades a partir de los 15 años, que comprende actividades de formación integral y continuada, el uso de viviendas compartidas, el tránsito al mundo laboral, así como el apoyo psicológico y pedagógico.

ATENCIÓN INTEGRAL A LAS PERSONAS

   Con el acuerdo aprobado hoy, el portavoz del Gobierno regional, José Ballesta, ha asegurado que "queda garantizada la prestación durante 2014 de diferentes servicios de atención a las personas con discapacidad".

   Se asegura, además, una atención integral a las personas en situación de dependencia con el objetivo de ayudarlas a mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal, al tiempo que se apoya a sus familias o cuidadores.

   El Gobierno regional destina diariamente en concepto de Dependencia cerca de 600.000 euros. El objetivo es garantizar las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, la promoción de la autonomía personal y los servicios de atención residencial, centros de día y teleasistencia, entre otros.