La Asamblea de Cajamurcia aprueba segregar su patrimonio a favor de BMN

Banco Mare Nostrum
BMN
Actualizado 30/05/2011 21:53:39 CET

La entidad obtuvo un beneficio de 101,6 millones de euros en 2010

MURCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Caja de Ahorros de Murcia ha aprobado, en el transcurso de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria celebrada hoy, las cuentas anuales del ejercicio 2010, en el que obtuvo un beneficio neto de 101,6 millones de euros, y la segregación de sus activos y pasivos financieros a favor del Banco Mare Nostrum, S.A.

Dicho resultado ha sido alcanzado según su presidente, Carlos Egea, como consecuencia de "la prudencia mostrada antes de la crisis y de una contrastada capacidad de gestión de las condiciones adversas en el entorno actual, el más complicado para el sector bancario de nuestro país en la historia reciente".

Carlos Egea señaló que el proceso de integración de Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra en el Grupo BMN es uno de los más avanzados en el sector de cajas de ahorros y añadió que "no ha sido fruto tan solo de un planteamiento para aumentar la dimensión o facilitar el acceso a los mercados financieros, sino también para servir más y mejor a los clientes, facilitar el desarrollo profesional de todos los empleados y mantener el compromiso con la Obra Social".

El presidente de Cajamurcia y de BMN añadió que en tan solo unos meses los fundamentos del Grupo BMN "han mejorado de forma significativa, tanto desde el punto de vista de la gestión del riesgo inmobiliario, como de la liquidez y del fortalecimiento de los recursos propios".

"Estamos transmitiendo a nuestros clientes que BMN se asienta en unos sólidos pilares que nos va a permitir ser más fuertes y eficaces, y también ofrecer una mayor y mejor gama de productos y servicios", añadió.

LA MOROSIDAD DEL CRÉDITO SE MANTIENE EN NIVELES REDUCIDOS

En el ámbito de la gestión de los riesgos, Cajamurcia mantiene una elevada calidad de los activos como lo atestigua su ratio de morosidad del crédito del 3,33 por 100 con una cobertura del 123 por 100.

Según Carlos Egea, esta conjunción de morosidad reducida y cobertura elevada es un claro exponente de la calidad de su activo y de su solvencia. "Aunque sólo 3,3 de cada 100 euros de nuestro crédito tenía algún problema, los fondos para hacer frente a su posible pérdida superan ampliamente dicho importe".

LA LIQUIDEZ DE LA ENTIDAD CONTINÚA MEJORANDO

En cuanto al riesgo de liquidez, el incremento de los depósitos de clientes minoristas en más de 200 millones de euros ha permitido a la caja continuar reduciendo el gap comercial, la diferencia entre los créditos y los depósitos minoristas, y su exposición a la financiación mayorista, sin que existan a corto plazo vencimientos relevantes en los mercados.

La Asamblea de Cajamurcia aprobó el ejercicio indirecto de la actividad financiera, con la consecuente segregación de activos y pasivos de la caja en favor de BMN, con las excepciones de los afectos a la Obra Social y las acciones del Banco propiedad de Cajamurcia.

Una segregación que ha sido aprobada simultáneamente por las Asambleas Generales de las otras tres cajas que componen el Grupo y que lleva asociada una ampliación de capital en BMN para realizar el canje por el negocio bancario que aportan las cajas, de tal forma que cada una de ellas reciba el porcentaje de acciones representativo de la cuota de interés pactada, un 41 por 100 en el caso de Cajamurcia.

Tras la segregación, Cajamurcia continuará manteniendo su personalidad jurídica y su condición de entidad de crédito, así como sus órganos de gobierno y sus actividades en materia de obra benéfico y social.

Asimismo, la Asamblea aprobó la modificación de los estatutos de la caja para su adecuación al Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las cajas de ahorros, así como para su adaptación al ejercicio indirecto de la actividad financiera derivada de la segregación referida anteriormente.

COMPROMISO CON LA SOCIEDAD

En este apartado de compromiso con la sociedad, Carlos Egea destacó la actuación llevada a cabo por la Fundación Cajamurcia "una actividad que se adapta a las necesidades cambiantes de la sociedad, como lo demuestran el recientemente creado Plan Ayuda para Lorca y el especial énfasis en el Área de Solidaridad, dirigida a los más desfavorecidos que ha contado con una inversión de más 52 millones de euros desde 2002".

Entre las principales actuaciones recogidas en el Plan Ayuda para Lorca, destinado a paliar las necesidades de la población tras el devastador terremoto que asoló la ciudad el pasado 11 de mayo, figura el adelanto de las indemnizaciones sin ningún coste para el cliente, el anticipo de hasta seis mensualidades de la nómina a los clientes que lo soliciten, medidas para facilitar el alquiler de inmuebles o la financiación de familias, empresas, comercios y profesionales del municipio.

Dentro de este apartado, la Fundación Cajamurcia se hará cargo de la rehabilitación integral de la Colegiata de San Patricio de Lorca, gravemente afectada por el terremoto.