La violencia de hijos a padres equipara casi a la de género

Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 29/01/2015 9:42:49 CET

MURCIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una de cada dos intervenciones que realiza el Equipo de Protección y Atención a la Familia (EPAF) de la Policía Local de Murcia, creado en octubre de 2009 e integrado por seis mujeres (cinco agentes y una cabo), se deben a agresiones de hijos a sus padres, lo que supone el 48 por ciento.

   El dato aún resulta más llamativo si se tienen en cuenta que las intervenciones directas de dicho equipo por violencia doméstica supusieron 191 desde el 9 de octubre de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2014, frente a los 241 delitos relacionados con violencia de género.

   Por este motivo, el EPAF va a iniciar a partir del mes de febrero una campaña para evitar la violencia de hijos a padres, ya que, en virtud de estos datos, el incremento ha sido significativo, según ha reconocido en rueda de prensa la concejal de Seguridad, Nuria Fuentes, que ha presentado esta iniciativa acompañada del jefe de la Policía Local, Ángel Marín; y la cabo del EPAF, Carmen Sáez.

   De esta forma, a partir del próximo mes esta unidad especializada impartirá charlas a adultos y jóvenes para que puedan identificar estas situaciones y contar con la información y recursos necesarios para poder actuar de la forma más adecuada a cada situación.

   En concreto, las charlas están dirigidas a alumnos de entre 12 y 16 años de los 174 colegios del municipio de Murcia y a alumnos de entre 16 y 18 años de 26 institutos. Además, el EPAF se dirigirá a la Asociaciones de Padres y Madres de los distintos centros educativos y a las Juntas Municipales.

   A todos ellos se les entregará un díptico en el que se recogen los aspectos a tener en cuenta si se ven involucrados en este tipo de violencia.

   Según Fuentes, "son casos extremos" y el objetivo es "atajarlos, ya que a veces los padres no saben donde dirigirse y se puede poner una solución a un problema que después sería mayor".

   El perfil de estos casos suelen ser jóvenes de entre 13 y 17 años y los padres suelen llevar "meses, incluso años de angustia". Además de problemas con las drogas, las agresiones se deben a que "estos jóvenes no aceptan límites, sus padres no están lo suficientemente en casa".

   La cabo de la EPAF ha apuntado, en este sentido, que "no hay una cuestión económica, ya que son familias de clase media-alta, niños que nacen con valores distintas y no son de familias autoritarias, sino que lo han tenido todo".

   Para contactar con el EPAF se puede llamar al '092' cuando sea una emergencia, al teléfono gratuito del equipo '900200092' cuando se precise información o asesoramiento o al mail 'Epaf@ayto-murcia.es'.