Ayuntamiento de Molina informa a los ciudadanos sobre un presunto fraude en la revisión de las instalaciones de butano

 

Ayuntamiento de Molina informa a los ciudadanos sobre un presunto fraude en la revisión de las instalaciones de butano

bombona de butano
EP
Actualizado 16/03/2011 11:20:26 CET

La ley establece que las revisiones han de realizarse cada cinco años y debe emitirse un informe de Revisión Periódica que demos conservar

MURCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Molina de Segura ha recibido en las últimas semanas cinco denuncias por un presunto fraude de una empresa de revisión de gas butano que desarrolla su trabajo a través de falsos inspectores, según informa la Concejala de Consumo, Estrella Pérez Zafra, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Este presunto fraude consiste, en gran medida, en la forma de acceder al domicilio por parte de los falsos inspectores. El proceso que utilizan comienza con una mentira, que consiste en hacerse pasar por inspectores de otra empresa de butano, imitando el vestuario y hasta los anagramas de dicha empresa; o bien, mediante una actitud intimidatoria, tras llamar a la puerta de la vivienda y presentar una falsa identificación, portando tubos de goma de gas.

La concejala de Consumo explica que, "respecto a esta forma de introducirse en el domicilio, el engaño consiste en impresionar, dando a entender que son inspectores, y entrar como si el consumidor no tuviera derecho a pararles. Lo que hay que hacer es pararles de forma inmediata, ya que ni siquiera las fuerzas del orden pueden entrar en nuestro domicilio sin una autorización judicial".

Una vez dentro del domicilio, los falsos inspectores cambian las gomas del gas, los mano reguladores de las bombonas y las abracederas. En los cinco casos denunciados, las gomas no estaban caducadas y los manos reguladores no caducan, ya que sólo se pueden romper y reparar, terminado el fraude termina con una factura desorbitada.

Ante estas denuncias, la Concejalía de Consumo recuerda a los ciudadanos que toda instalación de gas debe realizar una revisión periódica que es el proceso mediante el cual una empresa visita un domicilio que utiliza gas butano y certifica que la instalación se encuentra en un correcto estado de mantenimiento.

La ley establece que estas revisiones han de realizarse cada cinco años y debe emitirse un informe de Revisión Periódica que demos conservar. Dicha revisión periódica puede hacerla cualquier empresa instaladora de gas butano, que esté reconocida como empresa instaladora por Industria y que todo su personal tenga el carné de instalador debidamente homologado.

PARA EVITAR EL FRAUDE

Para evitar el fraude, el ciudadano debe saber que, según la Ley 34/1998, de 7 de octubre del Sector de Hidrocarburos, las revisiones que se realizan antes de los 5 años no pueden entenderse como revisiones periódicas obligatorias; y que el consumidor no está obligado a aceptar la visita de un técnico en su domicilio que le ofrezca una revisión periódica de gas butano antes de los cinco años.

Igualmente, en el caso de que ya hubiera pasado el plazo de cinco años desde la última revisión, el consumidor tampoco está obligado a aceptar la visita de un técnico en su domicilio. En un principio, la goma de la bombona de butano sólo debe cambiarse si está caducada o se encuentra defectuosa.

Finalmente, toda empresa está obligada a tener a disposición del consumidor las hojas de reclamaciones. Si se trata de un fraude, es importante poner los hechos en conocimiento de la Concejalía de Consumo para poder advertir al resto de consumidores, sobre esta actividad fraudulenta, lo que convierte sus denuncias en necesarias e importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies