El Ayuntamiento de Murcia activa el protocolo ante calor extremo para personas mayores o sin hogar

Publicado 16/06/2017 16:22:33CET

MURCIA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Murcia, a través de la Concejalía de Derechos Sociales, que dirige Conchita Ruiz, intensifica la atención a personas mayores o sin hogar que se encuentran en la calle ante el aumento considerable del calor.

El objetivo es paliar las consecuencias físicas de la exposición a elevadas temperaturas de dos colectivos especialmente vulnerables a complicaciones de salud por el deterioro físico o mental.

En primer lugar, a través del SEMAS, Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social, el Ayuntamiento de Murcia está haciendo un especial seguimiento a las personas sin hogar en torno al mediodía y por la tarde, para evitar los efectos que sobre la salud puede ocasionar la exposición prolongada a las altas temperaturas.

Así, los profesionales del SEMAS, en equipos de dos personas integrados por una trabajadora social y un policía local, están atendiendo a los ciudadanos con más riesgo, a los que se les dota de medios de hidratación pertinente, al tiempo que se les informa sobre las estrategias que pueden adoptar para reducir el impacto del calor en su organismo. También son informados sobre los diferentes recursos sociales municipales a su disposición.

El perfil de las personas que son atendidas diariamente por el SEMAS es de un hombre de entre 36 y 55 años y de origen español. Presentan fundamentalmente una enfermedad mental, adicción a sustancias tóxicas y un gran deterioro físico.

REFUERZO EN LA TELEASISTENCIA

Pero además se ha puesto en marcha un dispositivo especial para evitar que el calor extremo afecte a la salud de las personas mayores del municipio que se encuentran en situación de riesgo, las personas mayores que reciben el servicio habitual de teleasistencia.

El plan se activó el pasado 1 de junio y se mantendrá en funcionamiento hasta el 15 de septiembre, con el objetivo de establecer medidas de actuación para prevenir, minimizar y atender los efectos que sobre la salud de las personas usuarias del servicio pueden provocar las temperaturas extremas.

Las medidas preventivas se aplican a todas las personas usuarias del servicio de Teleasistencia, y se refieren sobre todo a recomendaciones para evitar o reducir el impacto del calor que se comunican desde la central y a través de folletos informativos.

El dispositivo interviene directamente con las personas usuarias más vulnerables -mayores de 80 años que vivan solos/as- y con quienes sin serlo, hayan sufrido alguna emergencia como consecuencia de las temperaturas extremas. Con ellas se aplica un protocolo más estricto para la detección de posibles síntomas, incluyendo llamadas y visitas personalizadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies