El Ayuntamiento de Murcia bonifica el pago de impuestos, tasas y precios públicos de familias numerosas y pensionistas

El edil de Hacienda Moya Angeler
AYUNTAMIENTO DE MURCIA
Actualizado 20/10/2010 20:25:52 CET

ICIO, plusvalía e IAE se mantienen como medida para promover la actividad económica y el empleo

MURCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia ha dado luz verde al proyecto de Ordenanzas Fiscales para el próximo ejercicio 2011, en el que destina 17,5 millones de euros a bonificar el pago de impuestos, tasas y precios públicos de familias numerosas, pensionistas y discapacitados.

Se trata de un proyecto que según el concejal de Economía y Hacienda, Joaquín Moya-Angeler, se ha elaborado "desde el estudio profundo y pormenorizado, dada la situación de crisis económica que estamos atravesando, y la meditación".

Moya-Angeler ha destacado que es "fundamental" el papel de las administraciones públicas, que "tienen que dar ejemplo mediante el fomento de medidas económicas que favorezcan la creación de empleo y las ayudas a los sectores económicos más perjudicados y aquellos sectores de población con menos recursos para hacer frente a la actual situación".

Con el objetivo de promover y fomentar la actividad urbanística en el municipio de Murcia, el Ayuntamiento de Murcia ha previsto para el próximo año la necesidad de congelar los impuestos relacionados con la actividad económica como el ICIO, Plusvalía e IAE, como medida que contribuya a reactivar la actividad económica.

"Con este proyecto de Ordenanzas Fiscales vamos a continuar propiciando que los murcianos puedan seguir disfrutando de los beneficios fiscales que el Equipo de Gobierno viene ofreciendo desde el año 2003", remarcó el concejal.

En este sentido, destacó que un total de 4.137 familias numerosas son bonificadas hasta el 90 por ciento de la cuota del IBI en 2009, último año fiscal cerrado, generando un ahorro para sus economías domésticas que ascendió a 805.000 euros.

A las ayudas dirigidas a las familias numerosas también se suman los propietarios de viviendas de protección oficial, a los que se les bonifica el 50 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). En 2009, 782 propietarios tuvieron derecho a esta rebaja y otros 3.595 contribuyentes se ahorraron el 100 por ciento.

En total, en 2009 se beneficiaron de las bonificaciones fiscales por el IBI un total de 20.511 murcianos, lo que significa un importe total de 4,8 millones de euros al Ayuntamiento.

También los discapacitados son objeto de atención preferente, ya que desde el año 2003 están exentos de pagar el 100 por ciento Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM); así, el pasado ejercicio se beneficiaron de esta medida un total de 15.519 personas, dejando de abonar 1,6 millones de euros.

Estos datos corresponden únicamente a dos colectivos de la sociedad y a los conceptos de IVTM e IBI, pero las bonificaciones totales aprobadas por el Ayuntamiento de Murcia alcanzan a 119.602 recibos, cuyo importe total asciende a los 17,5 millones de euros, que hacen alusión a los diferentes impuestos, tasas y precios públicos, entre otros.

El Proyecto de Ordenanzas Fiscales propuesto por el Equipo de Gobierno para el próximo ejercicio 2011 contempla en el IBI una deflactación, como consecuencia de la crisis, del 1,5 por ciento; el ICIO, las plusvalías y el IAE no experimentarán variación alguna con respecto al pasado ejercicio; mientras que el IVTM y el resto tasas se actualizarán 2 por ciento.

El Ayuntamiento recordó que el Impuesto de Actividades Económicas "únicamente es abonado por aquellas empresas que superan el millón de euros, de forma que 46.738 contribuyentes están exentos de este tributo".

IMPUESTO SOBRE VEHÍCULOS DE TRACCIÓN

Asimismo, manifestó que el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica "actualiza las tarifas al dos por ciento y también se va a dar lugar a la reforma de algunos preceptos de la Ordenanza General de Gestión, Recaudación e Inspección de Tributos Locales para ampliar el Plan Personalizado de Pago".

A este precepto podrán acogerse, además, personas jurídicas, aquellos que paguen el Impuesto de Actividades Económicas, cuyo importe total a pagar por IBI, IVTM, IAE y vados sea superior a los 1.200 euros, y que lo soliciten antes del 1 de noviembre de cada año, para aplicarse al año siguiente y sucesivos mientras que el contribuyente no renuncie.

Excepcionalmente, para este año, las personas jurídicas interesadas en solicitar este ventaja que ofrece el Ayuntamiento en los pagos, tendrá de plazo para solicitarlo hasta el próximo 31 de enero de 2011.

Los murcianos podrán seguir sujetos a los beneficios fiscales que el Equipo de Gobierno ha venido ofreciendo en los últimos años. El Ayuntamiento de Murcia dejará de ingresar el próximo año 16,7 millones de euros, lo que permitirá que unos 119.446 recibos se verán beneficiados de las siguientes bonificaciones:

En lo que respecta al Impuesto de Actividades Económicas, se bonifica con el 50 por ciento durante los cinco primeros años de actividad y quedan exentos todos los profesionales, autónomos y pequeños empresarios. También habrá bonificaciones para las empresas que instalen mecanismos de aprovechamiento de energías renovables y sistemas de cogeneración.

En concreto, la reducción serña del 10 por ciento de la inversión y afectará a instalaciones para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la biomasa o de la energía solar; plantas para el tratamiento de residuos biodegradables procedentes de residuos sólidos urbanos para su transformación en biogás; plantas de transformación de aceites usados para su transformación en biocarburantes como biodiésel o bioetanol; y equipos e instalaciones que permiten la producción conjunta de electricidad y energía térmica útil.

En lo que respecta al impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ISCIO), para el próximo ejercicio quedará congelado y los promotores que soliciten licencias de obras para VPO se bonificarán con el 50 por ciento. Asimismo, habrá bonificación del 95 por ciento para las obras llevadas a cabo por entidades no lucrativas, una bonificación del 50 por ciento a favor de las construcciones que faciliten el acceso a discapacitados; y bonificaciones de hasta el 95 por ciento para las rehabilitaciones de edificios catalogados como BIC.

En cuanto al Impuesto sobre Vehículos, habrá exención total a los vehículos con más de 25 años y a los discapacitados. Además, Reducción del 20 por ciento en las tarifas de los ciclomotores y motocicletas de hasta 250 centímetros cúbicos; así como la reducción del 30 por ciento en los vehículos híbridos de motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diésel o eléctrico-gas y en los de motor eléctrico que reducen las emisiones de CO2 hasta 120 gramos por kilómetro.

En ambos casos, la bonificación se aplicará el año de su matriculación y los dos siguientes. Estas bonificaciones se extienden a los camiones, remolques y semi-remolques, que reduzcan sus emisiones de CO2.

En lo que respecta al Impuesto de Bienes Inmuebles, habrá bonificaciones del 50 por ciento a las viviendas de protección oficial, el 90 por ciento a las empresas constructoras y el 100 por ciento a los centros docentes concertados. Respecto a las familias numerosas, las de categoría general, con 3 ó 4 hijos, tienen una bonificación del 50 por ciento, mientras que las de categoría especial (5 hijos o más), se benefician de una reducción del 90 por ciento.

En lo que respecta a la Plusvalía, habrá una bonificación del 95 por ciento en caso de transmisión por herencia, y para la tasa de basuras, habrá exención de jubilados y pensionistas. Además, los contribuyentes cuyos ingresos no excedan el 125 por ciento del SMI y algún miembro de la unidad familiar presente una minusvalía del 65 por ciento.

En los precios públicos de instalaciones deportivas, habrá reducciones a favor de discapacitados, familias numerosas, jubilados, pensionistas y tarjeta joven.