El Ayuntamiento pide a la Comunidad construir un parque paleontológico para los restos del Puerto de la Cadena

Actualizado 10/06/2009 16:35:56 CET

MURCIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia acordó hoy, fuera del orden del día, solicitar a la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad Autónoma la creación de un parque paleontológico en El Palmar, con el fin de conservar los restos de mastodonte prehistórico aparecidos durante las obras de la Autovía A-30, en la zona del Puerto de la Cadena.

La portavoz del equipo de Gobierno municipal, María del Carmen Pelegrín, exigió además al Ministerio de Fomento que "se paralicen las obras de movimiento de tierras en la zona donde han aparecido los restos", así como que "ponga las medidas de protección y seguridad necesarias para evitar robos y expolios".

Los restos encontrados en el Puerto de la Cadena, que se dieron a conocer a la opinión pública a finales del pasado mes de abril, son una defensa (colmillo) de mastodonte --una especie de elefante prehistórico-- y varios restos de un perisodáctilo similar al búfalo, de unos seis millones de años de antigüedad.

Los hallazgos salieron a la luz en la excavación paleontológica que se está llevando a cabo en el Puerto de la Cadena, tras descubrirse una serie de fósiles durante las obras de la Conexión Suroeste de Murcia. Se trata de una excavación de emergencia realizada por profesionales del Museo Paleontológico de Elche (MUPE), en la zona de la obra ubicada concretamente junto a la Salida 150 de la A-30.

En concreto, se delimitó un área con alta concentración de fósiles y una biodiversidad novedosa, que dio lugar por el momento al hallazgo de una defensa de proboscídeo (mastodonte) en perfecto estado, un metápodo de aproximadamente 41 centímetros de longitud de un perisodáctilo similar al búfalo, varias costillas, una vértebra y dos placas de gran tamaño y un peto de tortuga.

El hallazgo está localizado en una zona en la que desde el año 2006 han sido hallados restos de mamíferos (vértebras, astrágalos, dientes) y quelonios (abundantes fragmentos de placas de tortuga) por parte de profesionales que han llevado a cabo un seguimiento paleontológico para salvaguardar la mayor cantidad de fósiles posible.

Sin embargo, fue en octubre del 2008, con motivo de la prospección que conlleva el estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Construcción de la Autovía MU-31, cuando fue localizado un primer caparazón de tortuga.

Este hallazgo dio lugar a la realización de dos campañas de excavación de urgencia sucesivas, en las que fueron extraídos varios caparazones de tortuga terrestre gigante de alrededor de 1,6 metros de longitud aproximadamente, por ejemplar, datadas en el Mioceno Superior (hace unos 6 millones de años).

Con esta tercera campaña de excavación y las prospecciones realizadas ya se han se han obtenido un total de 262 restos paleontológicos, algunos de los cuales se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico Provincial de Murcia. El coste económico de dichas intervenciones ha sido sufragado en su totalidad por el Ministerio de Fomento, según informó en su día la Delegación del Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies