La Brigada Cívica de Murcia realiza 16 denuncias por ensuciar la vía pública en su primer mes de funcionamiento

El concejal posa con el jefe de la Brigada y dos de los miembros
EUROPA PRESS
Actualizado 10/08/2016 14:07:09 CET

La Brigada ha contactado en este mes con más de 1.500 hosteleros, comerciantes y vecinos en su primer mes de funcionamiento

MURCIA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Brigada Cívica de Información y Vigilancia del Ayuntamiento de Murcia, cuyo objetivo es informar a los ciudadanos de la importancia en el cuidado y mantenimiento de los bienes públicos y vigilar los espacios públicos en orden a favorecer y promover la limpieza viaria en todo el municipio, ha realizado un total de 16 denuncias voluntarias en su primer mes de funcionamiento.

Estas denuncias siguen el procedimiento administrativo estipulado y se convierten en sanciones, con multas que suelen rondar los 150 o 300 euros, según ha hecho saber en rueda de prensa el concejal de Fomento, Roque Ortiz, quien ha comparecido acompañado por el responsable de las Brigadas, Pedro Rodríguez, y dos de los empleados, Gelen López y Juan Carlos Martínez.

Cuando los ciudadanos son sorprendidos por primera vez ensuciando la vía pública e incumpliendo las ordenanzas, estas Brigadas les informan de los servicios que hay en la zona, pero si vuelven a ser detectados, se les abre un expediente o incidencia. Si son sorprendidos por tercera vez, los miembros de la Brigada abren una denuncia voluntaria, que es una constatación de los hechos que están ocurriendo.

De todas formas, hay comportamientos puntuales que se sancionan con más prontitud como, por ejemplo, cuando la Brigada sorprende a vecinos haciendo una reforma y sacando todo el mobiliario y sanitarios de la casa al contenedor. "Si los vecinos retiran la basura en ese momento se ha acabado el problema, pero a la noche siguiente volvemos a pasar por la zona", advierte.

"Afortunadamente, ha habido más colaboración en la identificación de los infractores de los que esperábamos", según Rodríguez, quien ha destacado que hay algunas personas que ofrecen algo de resistencia, pero ceden en cuanto se les avisa de que, en caso de oposición, deben llamar a la Policía Local.

Las denuncias voluntarias quedan registradas en los boletines específicos y entregada copia al infractor. Las causas de los 16 casos registrados hasta ahora han sido por arrojo de desperdicio de la vía pública en 12 ocasiones; falta de limpieza de la vía pública ocupada por terrazas en tres ocasiones y una por arrastre de bolsas con líquido.

La mayoría de estas denuncias voluntarias se han realizado en San Lorenzo, San Miguel y San Pedro, con tres denuncias en cada uno de estos barrios; seguidos por Vistalegre (2) y Cabezo de Torres, El Carmen, San Juan, Santa Catalina y Santa María de Gracia, con una en cada uno de estas zonas.

Antes de la puesta en funcionamiento de esta Brigada, Ortiz ha recordado que se practicaban pocas denuncias en este ámbito, y las pocas que se realizaban eran impuestas por la Policía Local.

UN TOTAL DE 1.500 VISITAS

En total, la Brigada, puesta en marcha gracias a la colaboración de la Concejalía de Fomento y de la empresa concesionaria Ferrovial Servicios, ha realizado cerca de 1.500 visitas en su primer mes de funcionamiento.

Los cuatro equipos que recorren el casco urbano y pedanías desde el pasado 1 de julio han informado a comerciantes, hosteleros y vecinos de la importancia del cuidado y mantenimiento de los bienes públicos, así como del obligado cumplimiento de las normas de la Ordenanza Municipal de Limpieza Viaria, desarrollando una labor cercana y divulgativa.

El 29 por ciento de las visitas se han realizado a restaurantes y bares; el 22 por ciento a tiendas de comestibles; el 12 por ciento a zapaterías y tiendas de ropa; el 6 por ciento a farmacias y clínicas; el 3 por ciento a oficinas; el 2 por ciento a ciudadanos y el 26 por ciento restante a otros.

Estas visitas se han desarrollado durante este primer mes en las zonas La Catedral, San Lorenzo, San Nicolás, San Pedro, Santa Catalina, Santa Eulalia, San Antón, San Juan, San Miguel, La Fama, San Andrés, San Antolín, destacando en mayor número las realizadas en los barrios de Vistalegre y Santa María de Gracia. Las pedanías visitadas en este primer mes han sido Cabezo de Torres, Espinardo y Puente Tocinos.

Estas visitas han dado lugar a la creación de 113 incidencias por incumplimiento de la ordenanza, la mayoría por arrojo de desperdicios en la vía pública y por falta de limpieza en terrazas. La mayoría de ellas se han realizado en el entorno de la Catedral, seguido por San Lorenzo y San Miguel, así como San Pedro y Santa Catalina.

Ortiz ha explicado que "este acercamiento personal a los establecimientos y viandantes que transitan dichas zonas, así como el protocolo de actuación establecido de creación de incidencias y denuncias voluntarias está mejorando visiblemente el aspecto de la ciudad como lo demuestra la notable mejoría en el aspecto que presentan las terrazas de muchos locales, la retirada inmediata de contenedores de cristal individuales en la acera o el mayor y mejor uso de contenedores en distintas vías como en la calle Simón García".

Las zonas que están recorriendo en este mes son Santa Eulalia, El Palmar, La Paz, San Juan, La Fama, San Bartolomé, Catedral, San Lorenzo, San Miguel, Santa Catalina, San Pedro y San Nicolás, presentando especial interés en las zonas de excrementos de perros y las plazas de las zonas mencionadas.

El objetivo es "contactar con los vecinos y comerciantes para concienciar sobre la extracción de basuras a deshoras, bien con conversaciones o con denuncias", según el concejal, que destaca que, de momento, la recogida de vidrio ha mejorado mucho gracias a la colaboración de los hosteleros con el servicio de recogida habilitado por el Ayuntamiento.

En total recorren las calles de Murcia y pedanías ocho personas uniformadas e identificadas distribuidas en cuatro equipos y que están especializadas en estas labores de información y vigilancia, ya que han recibido formación en atención al público, cumplimiento de las ordenanzas municipales, trámites sancionadores y servicios de limpieza y recogida de residuos de cada una de las zonas.

Tres equipos desarrollan su labor de 9.30 a 16.00 horas y otro de 16.00 a 23.30 horas, y el Ayuntamiento informa previamente de sus itinerarios a través de los medios de comunicación, según Ortiz, quien ha aclarado que el personal que integra las Brigadas no cobran por denuncia impuesta, ya que su propósito es "intentar cambiar la fisionomía de la ciudad".

Ortiz también se ha referido a las críticas del PSOE de Murcia, que solicitó información sobre quiénes forman parte de la Brigada y a qué servicios estaban adscritos, ante la posibilidad de que "pudiera ser un lugar para colocar a militantes del PP".

Al ser preguntado por este asunto, Ortiz ha dstacado que la selección de personal ha sido realizada por Ferrovial Servicios y, dentro de sus posibilidades y capacidades, "han realizado los cambios y la selección que han considerado oportunos, como empresa privada concesionaria que es".

PRINCIPALES PROBLEMÁTICAS DETECTADAS

Ortiz ha destacado que la recogida de residuos en Murcia es "complicada" debido, en primer lugar, a que "llueve poco y la acumulación de polvo y suciedad es muy importante". Frente a ello, el Ayuntamiento está utilizando hidrolimpiadoras y otras maquinarias que se van a incorporar para la limpieza con poco gasto de agua.

A pesar de la "gran cantidad" de medios utilizados, critica que se acumulan "maderas, cocinas y muebles viejos" que son depositados en la vía pública porque los vecinos "no llaman al servicio de recogida correspondiente".

De la misma forma, algunas asociaciones de vecinos se han quejado por la limpieza realizada en algunas zonas tras las fiestas de barrios y pedanías, lo que "no tiene que ver con la labor de los equipos de limpieza", que "actúan de manera rápida una vez concluidos los festejos", sino que la suciedad está relacionada "con la forma que tienen algunos vecinos de participar en las fiestas".