CCOO presenta una campaña para prevenir el estrés térmico y los golpes de calor, que alcanzan una mortalidad del 80%

 

CCOO presenta una campaña para prevenir el estrés térmico y los golpes de calor, que alcanzan una mortalidad del 80%

Actualizado 16/07/2009 16:11:53 CET

La Federación reparte a los trabajadores un díptico con recomendaciones, una guía, un chaleco con termómetro y un termo

MURCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Federación de la Construcción Madera y Afines (Fecoma-CCOO), Juan Fernández, y el secretario de Salud Laboral de la misma federación, Jesús Rafael Tornero, presentaron hoy una nueva campaña para prevenir el estrés térmico y los golpes de calor, que según explicaron, alcanza una mortalidad del 80 por ciento.

De este modo, CCOO editó un díptico con recomendaciones, una guía de las enfermedades relacionadas con el calor y un kit, compuesto por chaleco con termómetro y un termo, que están repartiendo por los centros de trabajo de las empresas murcianas dedicadas a la construcción, con el fin de concienciar a los obreros y a la empresa del riesgo que entrañan los golpes de calor.

Y es que, según explicó Fernández, el golpe de calor no está considerado en la actualidad como accidente laboral, algo que está dificultando su registro estadístico y prevención en el mundo laboral, ya que las empresas no lo incluyen en su programa de prevención. "No hay que quedarse sólo en la recomendación, sino que hay que conseguir que se pongan en práctica las medidas necesarias", indicó.

El estrés térmico por calor es una acumulación excesiva de calor en el cuerpo, derivada de las condiciones ambientales en las que se trabaja, del tipo de trabajo físico que se realiza y de la ropa que se utilice. "Las temperaturas superiores a los 38 grados pueden producir daños a la salud del trabajador y, a partir de los 40,5 grados, incluso la muerte", subrayó el secretario general de Fecoma.

Así, el trabajo en condiciones de estrés térmico aumenta la probabilidad de que se produzcan accidentes de trabajo, agrava dolencias previas del trabajador, y provoca que puedan aparecer las llamadas enfermedades relacionadas con el calor, de las que el golpe de calor es la más grave.

Los síntomas mas comunes que puede padecer un trabajador afectado por el golpe de calor son una temperatura corporal cercana a los 40 grados, la piel seca, enrojecida y muy caliente, la falta de sudoración, la irritación, la fatiga, la ausencia de producción de orina, calambres musculares, dolor de cabeza, nauseas y vómitos, así como debilidad, vértigo y desmayo.

Ante estas situaciones, CCOO aconseja comunicar estos síntomas rápidamente al encargado, colocar al trabajador afectado en un lugar fresco, enfriando su cuerpo con un trapo húmero y nunca directamente con agua, si el trabajador está consciente es bueno darle líquidos (zumos y bebidas isotónicas) y avisar urgentemente a los servicios sanitarios.

"El accidente es consecuencia de las deficientes condiciones de trabajo, el incumplimiento de las leyes y convenios, así como por las prolongaciones de la jornada laboral (destajos y sábados y festivos)", subrayó Fernández, quien exigió a la Inspección de Trabajo y a la Fiscalía que velen por el estricto cumplimiento de la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales.

CONSEJOS PARA EVITAR GOLPES DE CALOR

Fecoma propone en los dípticos editados una serie de consejos para prevenir y evitar los golpes de calor. Así, no se debe realizar trabajos en solitario, se debe beber periódicamente líquidos con sales y azúcares sin esperar a tener sed, utilizar ropa amplia y ligera, a ser posible de colores claros y tejido permeable al aire y al vapor.

Asimismo, hay que evitar ingerir comidas copiosas y la ingesta de bebidas alcohólicas o con cafeína, la exposición directa de la piel al sol (sobre todo de 12.00 a 16.00 horas), los cambios bruscos de temperatura (sobre todo en el intervalo en el que los trabajadores comen en instalaciones climatizadas) y realizar las tareas más duras en los periodos más calurosos del turno de trabajo.

Finalmente, desde Fecoma-CCOO se insistió en que una de las medidas más efectivas para evitar las situaciones de estrés térmico por calor sería la instauración de la jornada continua durante los periodos de mayores temperaturas; una jornada que podría extenderse de las 7.00 a las 14.00 o 15.00 horas y que se viene realizando en algunas canteras de la Región de Murcia.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies