El CEBAS busca extractos de plantas y alimentos que aumenten las defensas de las abejas frente a un ácaro exterminador

Francisco Tomás Barberán
EUROPA PRESS
Actualizado 14/04/2012 14:01:33 CET

MURCIA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC) están buscando y seleccionando extractos de plantas y alimentos que permitan a las abejas aumentar sus defensas y hacer frente a un ácaro denominado Varroa Destructor que está exterminando colmenas enteras en muchos países de todo el mundo y también en España.

El coordinador de este proyecto en el CEBAS, Francisco Tomás Barberán, ha señalado que el proyecto, denominado 'Bee Doc', trata de buscar mecanismos para evitar la despoblación de las abejas.

Al parecer, esta desaparición se debe a los virus que transmiten unos ácaros denominados Varroa Destructor, según ha informado Barberán, director del CEBAS, en una entrevista concedida a Europa Press.

En este sentido, el CEBAS está buscando extractos de plantas, néctar de flores o propóleo y otras resinas y ceras, que las abejas puedan recoger de la naturaleza y aumentar así sus defensas frente a estas enfermedades, por sus propiedades acaricidas o antivíricas.

Este proyecto europeo es muy amplio, y hay investigadores que están midiendo la resistencia a esta enfermedad y la inmunidad de las abejas, comparando las abejas melíferas con diferentes especies de abejas salvajes. Otros científicos están estudiando la posibilidad de utilizar inmunoestimulantes y bacterias probióticas incorporadas en el alimento de las abejas para, de alguna manera natural, tratar de evitar que las abejas sufran la enfermedad.

Los científicos del CEBAS trabajan con colmenas en las que están comprobando la actividad anti-varroa de distintos extractos, cuyos principios activos han sido aislados por un grupo científico en Bulgaria.

Este proyecto tendrá una continuación en la siguiente convocatoria de proyectos europeos, a la que el CEBAS concurrirá en colaboración con otros investigadores de la Universidad de Murcia, encabezados, en concreto, por la profesora Pilar de la Rúa, que va a liderar la parte española.

El proyecto para el CEBAS es "un poco transdisciplinar", porque sus científicos "investigan fundamentalmente en agroalimentación". De todas formas, proyectos colaborativos como éste "dan lugar a grandes avances y a una verdadera innovación en muchas ocasiones", según Barberán.

Y es que el CEBAS había trabajado anteriormente en la determinación del origen floral de las mieles, para dilucidar si su procedencia es de flor de romero o de azahar. Como resultado de sus estudios, los científicos murcianos alcanzaron unos métodos de análisis que "ahora utilizan muchos investigadores y laboratorios de análisis de mieles en todo el mundo".

Este proyecto "combina el mundo vegetal con el mundo animal de la abeja, así como con el área de los alimentos a través de la miel, y tiene mucho atractivo e interés medioambiental y social, porque hay muchos pequeños apicultores que pueden verse afectados por este serio problema, y la agricultura también puede verse afectada por la carencia de polinizadores como las abejas lo que puede afectar a la producción de determinados productos hortofrutícolas".