El Centro de Día de Jesús Abandonado mantiene su actividad en verano, incluyendo sábados y domingos de julio y agosto

CENTRO DE DÍA FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO
FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO
Publicado 13/08/2016 12:10:50CET

MURCIA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Día de la Fundación Jesús Abandonado ha atendido a 83 personas en el primer semestre del año 2016 y se encuentra al 93 por ciento de capacidad durante el verano.

Este recurso de Jesús Abandonado abrió sus puertas en octubre de 2015 con el objetivo de ser un espacio de acogida "que cubra no sólo las necesidades más elementales, sino dar una atención integral digna junto al resto de servicios de esta institución", remarca Daniel López, director de la institución.

Así, estas instalaciones se suman al Comedor Social, el Centro de Acogida, los servicios de ducha, ropería, las viviendas con apoyo o el área de empleo "para que las personas en riesgo de exclusión vuelvan a la sociedad en las mejores condiciones posibles".

López subraya el hecho de que todos los recursos de Jesús Abandonado están disponibles los 365 días del año, incluyendo sábados y domingos. "Aunque existen otras organizaciones que durante el verano disminuyen o cierran sus instalaciones, nuestra actividad se mantiene constante".

"El Centro de Día, tanto por la mañana como por la tarde se mantiene abierto en julio y en agosto porque no podemos olvidar que por ejemplo, un domingo en la ciudad de Murcia a las cinco de la tarde con 45 grados a la sombra no queda nadie", sirviendo este espacio de refugio para las personas en riesgo de exclusión social o situación de sinhogarismo.

"Era un servicio muy necesario, por lo que estamos muy contentos de poder prestarlo, ya que significa que estas personas podrán descansar de manera digna".

En los diez primeros meses de funcionamiento los voluntarios y profesionales del Centro de Día de la Fundación Jesús Abandonado han atendido a 189 personas en total, "ofreciendo un espacio de referencia a sus usuarios donde seguir trabajando a otros niveles, de ocio y tiempo libre o trabajo social".

Todos las personas que lo deseen pueden además de descansar o refrescarse con agua, café o zumo, participar en talleres o actividades con los profesionales de Jesús Abandonado Miriam Predats, trabajadora social, y Jaume Orts, educador social, y los diferentes voluntarios.

Así se han desarrollado espacios de manualidades de cerámica, papel, telas, pulseras, dibujos o realización de mandalas budistas "muy completos dirigidos a aumentar la psicomotricidad, la atención y el trabajo en equipo", o experimentos como los realizados en el programa de televisión 'El Hormiguero', llevados a cabo por estudiantes de la Facultad de Física de la Universidad de Murcia (UMU), "que han tenido mucho éxito".

Además, el Centro de Día está certificado con el sello de calidad de Aenor, y la Fundación Jesús Abandonado lleva a cabo encuestas de calidad para conocer el grado de satisfacción de los usuarios y sus propuestas de mejora.

El grado de satisfacción "es muy alto, de 3.5 puntos sobre 4". Por ejemplo, explica Daniel López, "nos reclamaban un dispensador de agua fría o poder contar con una red de conexión wifi, y ambas cosas ya están en funcionamiento".

Muchos de los talleres y actividades están enfocados a aumentar la imagen y el conocimiento propio, la concentración y la higiene personal. Así, la psicóloga de la Fundación ha llevado a cabo los talleres de autoestima y estimulación cognitiva, y diferentes voluntarios actividades de positividad y risoterapia o Shin-gi-tai, arte marcial impartida por un monitor para relajarse y concentrarse, enfocado a gestionar las emociones.

También se ha llevado a cabo un taller de lengua española a través de ejercicios individuales para cada persona, "ya que se ha trabajado con personas de origen inmigrante y personas cuya lengua materna es el castellano, y las necesidades no son las mismas, se trabaja la ortografía y la gramática a diferentes niveles".

Dentro de la oferta tan variada de cursos también han destacado una 'jam session' de un grupo de jazz, salidas en grupo a las piscinas municipales, torneos de ajedrez o damas, una charla sobre drogodependencia o el taller de conciencia animal, dirigido a sensibilizar a los usuarios sobre la responsabilidad del cuidado de animales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies