Cerdá cree que la Ley de Aguas manchega "es una maniobra para ocultar otros problemas como el de CCM"

Antonio Cerdá
EP
Actualizado 26/01/2011 13:51:04 CET

MURCIA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, Antonio Cerdá, ha afirmado, durante la presentación de los resultados de la gestión de las ayudas de la Política Agrícola Común, que la Ley de Aguas de Castilla-La Mancha "es una maniobra para ocultar los verdaderos problemas que tienen, como es el caso de Caja Castilla La Mancha (CCM) o el Aeropuerto Ciudad Real".

De este modo, Cerdá ha calificado la citada norma como una propuesta "irracional, ya que la única Ley de Aguas válida es la del Estado", al tiempo que ha añadido que "lo que nos gustaría es que explicaran en que han invertido los 120 millones de euros que se le pagaron en concepto de infraestructuras".

En este sentido, el consejero murciano ha recordado que el río Segura de Murcia "es el que menos caudal tiene y sin embargo es el que menos está contaminado". Además, ha señalado que el único "punto negro de su cauce se encuentra en Hellín, precisamente en Castilla La Mancha, porque no existe depuradora".

Y es que, para Cerdá, lo que quiere la comunidad manchega es "sustituir el agua del trasvase con el que procede de las desaladoras, algo que el Gobierno murciano no va a permitir", al tiempo que ha constatado el "fracaso del Programa Agua del Gobierno central, con unas desaladoras paradas y sin usuarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies