COEM reclama la creación de una oficina pública de atención integral a los afectados de iDental

Montero, Lobato, Oncala y Días
COEM
Publicado 11/07/2018 12:20:44CET

MURCIA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la Región de Murcia (COEM) ha reclamado la creación de una oficina pública de atención integral a los afectados de iDental, ya que "este caso ha generado un problema de primera magnitud".

"Solo a través de una entidad desde la que se canalicen todas las actuaciones y atención a los pacientes, se podrá evaluar la verdadera dimensión del problema y, con ello, actuar en consecuencia y dar una solución a los miles de afectados", explica.

Según su presidente, Antonio Montero, "nos encontramos ante uno de los mayores escándalos sanitarios de las últimas décadas en el país y es urgente que las administraciones sanitarias y económicas actúen".

Por ello, ha alertado "a las autoridades políticas, instituciones y a la sociedad general del grave problema de salud pública generado por el caso iDental".

La situación de los pacientes "es y ha sido dramática, ya que tienen que enfrentarse a innumerables obstáculos y se ven obligados a peregrinar de un lado a otro solicitando información y orientación sobre cómo actuar. De ahí la necesidad de una oficina, coordinada desde la Administración, que ofrezca una atención integral a los afectados", advierte.

Entre los temas prioritarios que debería solventar la oficina, en opinión del COEM, es "la localización, custodia y entrega de las historias clínicas de los pacientes, que a día de hoy siguen bajo la custodia de iDental y, por tanto, ilocalizables; y la suspensión del pago de los préstamos otorgados a los pacientes, que tienen que seguir aportando las cuotas mensuales de un crédito concedido para un tratamiento que, en muchos casos, no ha concluido".

Durante este encuentro, el presidente del COEM ha recordado que, desde hace ya cierto tiempo, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Región "viene alertando de la actuación de estas clínicas que, bajo el falso lema de dentistas con corazón, se aprovechaban de la situación económica de un amplio sector de la población, al que captaba a través de publicidad engañosa, con ofertas espectaculares, falsas subvenciones y ayudas, todo revestido de supuesto carácter social".

"Una vez en la clínica, y tras una mínima revisión por un odontólogo, el paciente era atendido básicamente por un comercial, no profesional sanitario, que comunicaba el diagnóstico e inducía a firmar en el acto un presupuesto, si el paciente quería beneficiarse de la supuesta ayuda económica y la financiación adjunta, firmando el contrato de crédito en la propia clínica en el mismo acto", ha subrayado el doctor Montero.

Sin embargo, lo realmente peligroso de estas clínicas "han sido las prácticas que allí se realizaban para mantener unos márgenes elevados de facturación: la prescripción de sobre-tratamientos, la utilización de materiales provisionales que se han hecho pasar como definitivos para el paciente, la extracción de piezas dentales sanas, la falta de condiciones higiénico-sanitarias y conductas que podrían considerarse como lesiones, entre otras".

Acciones, a su juicio, "muy graves que suponen un riesgo enorme para la salud". "Nos hemos encontrado con pacientes que han llegado al COEM con lesiones importantes, fruto de intervenciones quirúrgicas para la colocación de implantes u otros que acudían a nuestras consultas con infecciones graves y tratamientos no finalizados o ni siquiera iniciados", ha afirmado el presidente del COEM.

Contador