El Colegio de Psicólogos concluye contactos con los partidos para que la Ley de Servicios Sociales no les excluya

Publicado 26/03/2018 13:15:12CET

Proponen la inclusión de equipos interprofesionales del trabajo social, la educación social y la psicología, así como la asesoría legal

MURCIA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia (COPRM) ha concluido este lunes la ronda de contactos con las diferentes formaciones políticas con representación en la Asamblea Regional con el fin de proponer que la futura Ley de Servicios Sociales incluya la actuación de equipos interprofesionales del trabajo social, la educación social y la psicología, así como la asesoría legal.

En concreto, el Colegio ha mantenido este lunes una reunión con representantes del Grupo Parlamentario Ciudadanos con la que ha dado por finalizada la ronda de contactos que viene desarrollando las últimas semanas en relación con la iniciativa del Borrador de Anteproyecto de Ley de Servicios Sociales de la Región presentada por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y ante su tramitación parlamentaria.

El Colegio de Psicólogos ha desarrollado una intensa labor de análisis y observaciones de mejora que fueron finalmente presentadas el 28 de febrero y a las que se sumó el Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales, con el respaldo de ambos Consejos Generales a nivel nacional, tanto de la Psicología como de la Educación Social. Además, recientemente se ha adherido la Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia.

Desde entonces, el COPRM ha realizado una ronda de conversaciones con los principales partidos políticos, iniciada con la Secretaria General de la Consejería y seguida de los principales partidos de la oposición PSOE, Podemos y Ciudadanos, así como con instituciones como la Federación de Municipios de la Región de Murcia y la Plataforma para la Defensa de los Servicios Sociales de la región.

En este sentido, el Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia ha hecho aportaciones "desde los principios de la Gobernanza e inclusivas para todos los agentes sociales, convencidos de la importancia del momento", según informaron fuentes de la entidad colegiada en un comunicado.

Por ejemplo, el Colegio ha propuesto que la ley contemple la actuación de los equipos interprofesionales del trabajo social, la educación social y psicología, así como la asesoría legal, organizados en equipos de referencia básicos desde la Atención Primaria "como garantía de calidad, de proximidad y de atención integral".

El objetivo es "garantizar una atención personal, familiar y social propia de las problemáticas actuales y emergentes, que son complejas y diversas", según el Colegio.

Asimismo, el Colegio propone la actuación de estos equipos interprofesionales en los servicios sociales especializados de forma imprescindible y en los servicios prestados por el Tercer Sector y en todas las áreas de la intervención social.

El Colegio Oficial de Psicólogos considera que éste es un momento legislativo "crucial" y "determinante" para defender el futuro de una atención de calidad en los servicios sociales, "alejándose de antiguos planteamientos asistencialistas".

En este sentido, el Colegio apuesta por principios "más innovadores que garanticen la atención universal, desde cada comunidad y según las necesidades de cada territorio, con profesionales, cualificados y avalados por sus áreas de conocimiento, así como en una intervención centrada en la persona".

Para el Colegio Oficial de Psicólogos, la Ley de Servicios Sociales ha de ser un texto "de promoción y prevención, donde la atención comunitaria marque la línea y diseño de las actuaciones y planificaciones, en una organización del sistema cuya gestión esté al servicio de abordar las causas que determinan problemáticas y que cronificadas son difícilmente abordables salvo desde lo paliativo o desde el asistencialismo".

Para ello, añade el Colegio, "se precisa del compromiso social y político, más allá de modelos con intereses de gestión contable".

Estas propuestas de mejora, según el Colegio de Psicólogos, "tratan de visibilizar necesidades complejas tras las que se ocultan el gran sufrimiento de las personas, de los más vulnerables, que los paralizan en sus procesos de inclusión y desarrollo personal y social".

Se trata de causas y efectos psicológicos que abarcan "desde la vulnerabilidad hasta la exclusión, la desprotección infantojuvenil, la dependencia, la discapacidad, los mayores en situación de aislamiento, de la violencia en sus muchas manifestaciones, del absentismo escolar, los adolescentes en conflicto y la desorientación de sus padres, los procesos de inmigración, la soledad, etc".

En su opinión, la defensa de una Ley que garantice estos principios "es la defensa por procesos de intervención que garanticen el tratamiento de las personas, no solo desde el reconocimiento de sus derechos subjetivos, sino también desde su consideración como sujetos de pleno derecho a una atención y servicios públicos que los dignifiquen en su consideración como personas a ser escuchadas y atendidas en sus dificultades".