El Colegio de Psicólogos pide integrar sus profesionales en los equipos previstos por la Ley de Servicios Sociales

Imagen de la decana Mª José Catalán Frías
COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE LA REGIÓN DE MURCIA
Publicado 25/08/2018 9:59:38CET

Psicólogos detectan déficits en la Ley de Servicios Sociales y reclaman la gratuidad e integralidad de la intervención

MURCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Psicólogos de la Región de Murcia se ha felicitado por los avances logrados en el Anteproyecto de Ley de Servicios Sociales de la Región de Murcia que acaba de ver la luz, pero sigue apreciando "déficits" en el texto que "deben corregirse para garantizar la adecuada atención al ciudadano".

Por ejemplo, reclama la necesidad de gratuidad de los servicios, la integralidad de la intervención y que el profesional de la psicología social forme parte de los equipos técnicos interdisciplinares previstos en la nueva Ley.

Así lo ha hecho saber la decana del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia, Mª José Catalán Frías, quien se congratula de que el Anteproyecto vea finalmente la luz tras la "intensa" labor desarrollada por la institución colegiada que dirige desde su presentación como borrador.

En concreto, recuerda que el esfuerzo del Colegio estuvo orientado desde el principio a transmitir tanto a la Administración como a los distintos agentes sociales responsables y a la propia ciudadanía, "la visión que desde la Psicología de la Intervención Social se tiene de lo que debe ser la organización de un sistema que convierta la atención en un verdadero cuarto pilar de entre los sistemas de protección social".

En este sentido, Catalán insiste en congratularse por el avance logrado en el texto con respecto al inicial, pero sigue apreciando "déficits" y anuncia que el Colegio de Psicólogos seguirá presentando sus alegaciones enfocadas a la mejora y enriquecimiento del anteproyecto presentado.

A pesar de que en la norma se defiende como ejes principales la igualdad y la universalidad, Catalán lamenta que los principios trasversales que garantizan la atención integral, personalizada, de proximidad, con seguridad jurídica y de calidad "no están debidamente detallados ni suficientemente garantizados".

Entre los ejes fundamentales, el Colegio de Psicólogos señala la necesidad de gratuidad de los servicios y valora como "imprescindible" la integralidad de la intervención. Esta visión integral, en su opinión, "supone eliminar cualquier sesgo que limite la intervención de diferentes profesionales capacitados desde sus respectivas competencias para abordar con solvencia las cada vez más complejas problemáticas sociales".

La decana apunta que la moderna concepción de los servicios sociales, bien entendida y aplicada desde una eficiente y justa política pública, "arrumba cualquier veleidad de mantenimiento de una visión monolítica, unifocal y estática que se pretenda articular sobre un único perfil profesional".

EL PSICÓLOGO DE SERVICIOS SOCIALES, "FUNDAMENTAL"

A este respecto, Catalán defiende que el psicólogo de Servicios Sociales "desempeña una labor fundamental para atender las necesidades psicológicas adscritas a las condiciones de desarrollo de la autonomía personal y en comunidad y, en especial, a las situaciones y personas en vulnerabilidad social".

Por ello, subraya que el profesional de la piscología social, desde sus conocimientos específicos basados en la evidencia, "debe formar parte expresa de los Equipos Técnicos Interdisciplinares previstos en el Anteproyecto", ya que su presencia "aporta una visión integral y garantiza la mejor calidad en la atención a la ciudadanía".

Por contra, lamenta que su ausencia en la composición de estos equipos "constituiría un retroceso inconcebible, a la vista del reconocimiento que se está imponiendo en las nuevas Leyes de Servicios Sociales autonómicas al permitir una atención más cercana, individualizada y rentable social, personal y económicamente".

En este marco de interdisciplinariedad, Catalán considera que la figura del profesional de referencia, como elemento canalizador del funcionamiento del sistema, "debe atribuirse en cada caso concreto al perfil que sea aconsejable, y no de manera sistemática a un único perfil, ya que ello resta eficacia y flexibilidad al sistema y limita en gran medida la atención específica y personal que conlleva cada una de las diferentes intervenciones que se atienden en este ámbito, tal y como se recoge en otros textos autonómicos".

La necesidad de garantizar la eficaz cobertura de las necesidades sociales y aún más, la credibilidad y prueba del compromiso fiel de los poderes públicos de la Región de Murcia con el diseño e implementación de un moderno sistema de servicios sociales, impone, a juicio del Colegio de Psicólogos, que el Catálogo de Prestaciones básicas de servicio no se remita a un posterior desarrollo reglamentario, sino que dichas prestaciones básicas queden recogidos en la Ley, para desproveer a esta de cualquier sesgo de mera declaración programática.

A su juicio, el ámbito de los servicios sociales tiene ante sí el complejo reto de enfrentar el dilema de hacer de este un costoso contenedor residual de prestaciones al arbitrio de diseños de corto recorrido, a la postre, asistencialistas, y de gran coste y dependencia económica o, por el contrario, plantear nuevas propuestas organizativas y funcionales".

Estas propuestas funcionales permitirían convertirlo, según Catalán, "en un sólido cuarto pilar de nuestro Estado del bienestar, capaz de ofrecer respuestas de calidad a los problemas, con atención en la persona, para poder atender las necesidades que le afectan en su vida en sus múltiples dimensiones".

"Nuestra responsabilidad como Colegio de Psicólogos nos lleva a continuar luchando para que las necesidades psicológicas y entre ellas, las dificultades emocionales, afectivas, relacionales y de integración e inclusión social de las personas, familias y grupos sociales sean atendidas tanto en sus entornos comunitarios, como en su atención precisa más especializada. A ello dedicaremos nuestros esfuerzos durante los próximos meses", ha concluido la decana.

Contador