Comunidad destaca importancia de la cadena de valor para garantizar seguridad alimentaria y el control de productos

 

Comunidad destaca importancia de la cadena de valor para garantizar seguridad alimentaria y el control de productos

Inauguración jornada 'Cadena de Valor Agroalimentaria'
CARM
Actualizado 26/02/2013 18:14:35 CET

Cerdá afirma que Ley de medidas de cadena alimentaria "dará equilibrio para que el agricultor consiga rentabilidad por su trabajo"

MURCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Universidades, Empresa e Investigación, José Ballesta, ha asegurado este martes que "la existencia de una cadena de valor garantiza la trazabilidad de los productos", de tal manera que "el consumidor va a poder conocer con detalle el origen de sus componentes, la historia de los procesos aplicados al producto, así como la distribución y localización después de su entrega".

"No solamente facilita al consumidor su capacidad de elección y la posibilidad de discriminar en función de sus intereses sino que mejorará la seguridad en la cadena alimentaria y el control de los productos", ha añadido José Ballesta, quien ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de la jornada 'Cadena de valor agroalimentaria', que acoge el Cuartel de Artillería de Murcia.

En este acto, también estuvo presente el rector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho; el director general del Foro Interalimentario, Ignacio Arranz, y el presidente de la Asociación de Supermercados de la Región, Luis Navarro.

En este marco, el consejero ha situado la cadena de valor dentro de una estrategia europea que se centra en la innovación y la calidad, para ofrecer nuevos productos que se adapten mejor a las preferencias de los consumidores.

Al respecto, ha apuntado que "la cadena de valor agroalimentaria es un concepto pionero en España, que reúne a productores y distribuidores mayoristas y minoristas para ofrecer el mejor producto al mejor precio".

COOPERACIÓN EMPRESARIAL

El responsable autonómico ha puesto especial énfasis en la cooperación empresarial como "punto estratégico y fundamental" de las cadenas de valor, donde las empresas son entidades interdependientes que pasan de tener como objetivo primario el coste y el precio a focalizar la orientación de la empresa en la búsqueda del valor añadido y la calidad del producto, buscando satisfacer las preferencias del consumidor.

Las cadenas de valor son una red estratégica que engloba a productores, procesadores, así como distribuidores mayoristas y minoristas, quienes reconocen la necesidad mutua de trabajar juntos para identificar objetivos estratégicos, que comparten riesgos y beneficios, e invierten tiempo, energía y recursos para realizar el trabajo articulado.

Este modelo de producción y gestión del producto mejora la competitividad e introduce nuevas variables, pues trabaja desde la demanda, ya que su propósito es responder a las necesidades de los consumidores; deja de buscar la optimización de la empresa para lograr la optimización de toda la cadena; y requiere el compromiso de todos los participantes en el control de los factores que afectan a la calidad y consistencia del producto.

En definitiva, la confianza y la cooperación resultantes crean un ambiente en el cual los productos son de alta calidad y llegan al consumidor oportunamente.

Por su parte, el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, ha asegurado que el proyecto de Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, aprobado recientemente por el Consejo de Ministros, dará "transparencia y equilibrio" a todos los agentes y operadores que intervienen en la cadena agroalimentaria y, principalmente, dijo, "defenderá al agricultor, que ocupa la posición más débil".

El titular de Agricultura y Agua ha realizado estas declaraciones durante la clausura de la Jornada 'Cadena de Valor Agroalimentaria', en la que estuvo acompañado por el director general del Foro Interalimentario, José Ignacio Arranz, y por el presidente de la Asociación de Supermercados de la Región, Luis Navarro.

El responsable de Agricultura ha afirmado que "el sector productor es el más vulnerable" en la cadena de valor y, sin embargo, "es el que garantiza la alimentación y mantiene el medio rural". "Asegurar la alimentación depende del primer eslabón, que es el agricultor", dijo Cerdá, quien explicó que "una buena interrelación entre el sector distribuidor y el productor supondrá beneficios para todos".

Cerdá ha remarcado que "una buena estructura en la cadena agroalimentaria ofrecerá al cliente un mejor producto, más diversidad, mejor calidad y, sobre todo, una alimentación más sana".

En este sentido, el consejero ha subrayado que, según los datos de 2012 sobre niveles de residuos, el 98,5 por ciento de las muestras tomadas en las producciones regionales estaban por debajo de lo establecido por la legislación vigente, y un 60 por ciento totalmente exentas de residuos, frente a los productos importados de terceros países.

EVITAR DESEQUILIBRIOS EN LA CADENA

El responsable de Agricultura ha añadido, en la clausura de la jornada, que el proyecto de Ley de medidas de la cadena alimentaria "es una iniciativa oportuna en la búsqueda de una competencia justa y para evitar el desequilibrio en las distintas fases de la cadena, de forma que el agricultor consiga la rentabilidad de su trabajo".

Así, ha destacado que este sector "es fundamental en la economía local, autonómica y nacional", ya que representa el 60 por ciento de las exportaciones regionales, con una facturación de más de 3.000 millones de euros, un 35 por ciento más que hace una década.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies