Comunidad destina este año más de 10 millones para centros de servicios sociales, ayuda a domicilio e inclusión social

Actualizado 30/05/2010 20:30:35 CET

El Ministerio de Política Social colabora con 2,8 millones de euros al mantenimiento de la atención primaria de las entidades locales

MURCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración contribuye este año con 10.000.835 euros al mantenimiento de centros de servicios sociales de los ayuntamientos y mancomunidades de municipios de la Región, ayuda a domicilio y acompañamiento para la inclusión social, según la actualización anual de las aportaciones fijadas en el convenio bienal (2009-2010), según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Por su parte, las entidades locales están obligadas a financiar, al menos, el 25 por ciento del importe total de los servicios. El objeto de esta financiación es desarrollar las prestaciones básicas de los servicios sociales de atención primaria de las entidades locales.

Concretamente, se dirige al mantenimiento de los centros, mediante un programa realizado en colaboración con el Ministerio de Sanidad y Política Social, que aporta 2.836.992 euros, que se suman a los 3.872.726 correspondientes a la Comunidad Autónoma.

Y es que, con estas cantidades, que ascienden a un total de 6.709.718 euros, se posibilita el funcionamiento de las Unidades de Trabajo Social, que constituyen la estructura básica que garantiza el acceso de los ciudadanos a los servicios sociales en una zona geográfica determinada.

AYUDA A DOMICILIO

Las otras dos partidas son aportadas por la Comunidad Autónoma. Así, para apoyo a la unidad convivencial y ayuda a domicilio se destinan 4.938.461 euros, línea de trabajo con la que se pretende prestar una serie de atenciones de carácter personal, psicosocial, educativo y técnico a familias y personas con desajustes convivenciales, que impiden un normal desenvolvimiento de la vida cotidiana.

Con la ayuda a domicilio, se trata de proporcionar una serie de atenciones de carácter doméstico, social, de apoyo psicológico y rehabilitador a los individuos y las familias que lo precisen al no poder realizar sus actividades habituales, o hallarse en situación de conflicto psicofamiliar alguno de sus miembros. De esta forma, se facilita la permanencia y la autonomía en el medio habitual de convivencia mediante personal cualificado y supervisado.

Respecto a la prevención e inserción social, que este año cuenta con 1.189.648 euros, ésta se refiere a intervenciones realizadas por equipos profesionales de los centros de servicios sociales dirigidos a personas y colectivos en situación de riesgo o marginación social, con el objetivo de prevenir tales marginaciones y, en su caso, lograr la reinserción familiar y social.

De este modo, a través de esta línea se trabaja en la detección y diagnóstico de los factores y situaciones de riesgo, tanto en individuos como en grupos, así como en proporcionar el asesoramiento técnico y el apoyo necesario a aquellas personas con dificultad de integración social. La finalidad es favorecer la creación de programas específicos que les capaciten para acceder a los recursos.

Asimismo, se pretende articular un itinerario de inserción que permita la incorporación de la persona al mercado de bienes y servicios, y crear, consolidar y fortalecer cauces operativos de cooperación desde los servicios públicos y privados, de modo que complementen y refuercen las actuaciones de integración social.

La prestación de alojamiento y convivencia supone una alternativa para las personas que carecen de un ambiente familiar adecuado. Además, se quiere fomentar la solidaridad y la cooperación social como responsabilidad de la comunidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies